lunes, 16 de mayo de 2022

.


 

Autor: Roman Odintsov

EN EL SOLSTICIO


La realidad se funde con el sueño

de la danza del fuego en el solsticio,

más allá del amor del precipicio

los amantes se embriagan con beleño.


A veces el instinto es ebriedad 

abrazada al abismo de la noche,

para sentir el vértigo en un broche 

que brilla atemporal en otra edad.


En crepúsculos, nubes de pasiones

encriptadas en cofres de obsidiana

para esbozar el arte en la penumbra.


Al alba un sortilegio de visiones

tejidas con el ámbar en la diana

que la belleza mágica vislumbra.



Ana Muela Sopeña


jueves, 12 de mayo de 2022

.


 

Autora: Julia Kuzenkov

EN EL DESVÁN


En el desván reposan los juguetes que un día animaron nuestra infancia. El caballito balancín, el oso de peluche con su lazo, la muñeca que habla y que camina, el coche de bomberos con sus luces, la bicicleta blanca diminuta con sus rueditas laterales. Allí se deterioran sin saberlo y dejan que la pátina del tiempo atraviese su centro inmemorial. Duermen el sueño eterno en sus cajas y bolsas empolvadas. Simbolizan la ruptura con la edad de la inocencia, aunque siempre nos guste recordar una niñez de círculos abiertos hacia el sol. En el desván también yacen, nostálgicos, los álbumes de fotos color sepia. Imágenes antiguas simulan ser de agua y atraen la belleza de los días. A veces quisiéramos andar sin límite ni vértigo, por los infinitos laberintos de la memoria mágica del desván silencioso. Atrapar los momentos adheridos a un pasado brillante. Mas con frecuencia todo está en nuestra mente. Los objetos no logran rescatar el ayer sumergido en la deseada plenitud.  



Ana Muela Sopeña

miércoles, 11 de mayo de 2022

.


 

Autora: Alesia Kozik

MUNDO DEL AZAR


Cuando la sombra nos invita a ser de fuego

nos adentramos en el mundo del azar

y respiramos por instinto como el mar

dentro del agua seducida por el juego.


Cuando la luz nos sobrecoge en la locura

la intimidad nos acompaña con su estigma

entonces todo se asemeja a un gran enigma

y la belleza ya no se hace tan oscura.


Cuando el crepúsculo es de gris piedra caliza 

nos estremece con siluetas sin memoria

y nos encanta con visiones del pasado.


Cuando la aurora nos conjura e hipnotiza

un sortilegio que se esconde en otra historia

nos atempera  con lo oculto abandonado.



Ana Muela Sopeña 

.


 

Autor: Alex Andrews

DICCIONARIOS SIDERALES


Viajamos con las sombras de galaxias

por agujeros negros

mientras el sonido nos envuelve.


Atrapamos la luz 

de las edades primigenias,

entre los espacios de la nada.


Nebulosas de cuántum nos esperan

en los sueños velados de la infancia.


En cúmulos abiertos 

todo se va cayendo cada noche

en los diccionarios siderales.



Ana Muela Sopeña

lunes, 9 de mayo de 2022

.


 

Autor: Maël Balland

PUNTOS CARDINALES


La belleza del norte nos contempla 

más allá de la niebla,

en el horizonte del crepúsculo.


Al deambular al sur

los árboles se mecen con el viento

de la inmensidad del infinito.


Al este todo es misterio y sombra.

Se columpia la bruma sin un límite.


Al oeste te encuentro sonriente 

sentado en un pretil, frente a las olas.



Ana Muela Sopeña

domingo, 8 de mayo de 2022

.


 Autora: Oksana Titova

EN LA PENUMBRA


A Federico García Lorca


Los gitanos por las calles

contemplan siempre la luna.

Por el pabellón del trueno

se caen las nubes oscuras.

Una niña cantaora

en las noches más ocultas

canta melodías suaves,

son las canciones de cuna.

Cada vez que una guitarra

rasga el amor en la bruma

todo parece de cuento

y profundiza en la hondura.

La historia de romaníes

nos habla de alguna hambruna,

de las caravanas nómadas,

de pasiones, de espesuras.

Ser la escondida emoción

de las personas que escuchan

es un secreto misterio

que encripta toda la lluvia.

A veces cuando anochece

hay un viento que susurra

leyendas de un pueblo arcaico

en la arena de las dunas.

En los libros se recogen

los relatos que perduran

en la memoria de sueños

producidos por la ruda. 

Los gitanos en las plazas

muestran las manos que empuñan

los cuchillos de la muerte

para vengarse en las grutas.

Todo parece visión

sumergida en la penumbra.

La imagen de la belleza

es la sombra de la ruta.



Ana Muela Sopeña 

viernes, 6 de mayo de 2022

.


 

Autor: Greg

HORIZONTE DE RELÁMPAGOS


Soy la mujer sonámbula que grita, 

cuando tú no me ves,

en el espacio cóncavo del mundo.


Soy esa sombra fértil del espejo 

que sueña con hechizos

de belleza sin fin.


Soy un enigma oscuro

en el horizonte de relámpagos,

antes de que el umbral de los secretos

se pierda en el abismo de tu piel.


Soy la rosa que busca redención

en tus besos lascivos, sin heridas.



Ana Muela Sopeña


.


 

Autor: Rene Asmussen

PARQUE INFANTIL


Un niño se columpia en los besos de la luna

bajo las acrobacias de las nubes.


Un tobogán dorado transfigura a una niña

mientras habla con los árboles.


El caballito rojo

protege 

a los que cabalgan hacia el sueño.

Respira suavemente 

en su sortilegio de visiones.


Un laberinto blanco sumerge a los párvulos 

en túneles azules de la infancia

que les hacen sentir la inmensidad.



Ana Muela Sopeña

miércoles, 4 de mayo de 2022

.


 

Autor: Daniyal Ghanavati

DENTRO DEL CÍRCULO AZUL


Sobre las ramas de un árbol dormido

he contemplado despacio un gorrión

que espera siempre seguir su visión,

para volar hacia un cielo sin nido.


Cuando la tarde parece acabada

solo el crepúsculo invita a soñar

con una luz en la sombra del mar,

dentro del círculo azul de la nada.


En los instantes que grita el dolor

habla el recuerdo, el instinto de arena,

que nunca oculta la magia del día.


Las hojas siempre se nutren de amor

mientras los árboles hacen de antena,

para entender algo más la utopía.



Ana Muela Sopeña 

.

 


Autor: Kevin Menajang

AQUEL VESTIGIO

 A Ramón Ataz



1


A veces la belleza se doblega

a los sueños velados de la infancia.


2


Rizomas en la noche

aparecen con penumbras y conjuros.


3


A través de la herida silenciosa

se observa un sortilegio antiguo y mágico.


4


Murmullos inaudibles

nos muestran el instinto de la bruma.


5


Ondas entrelazadas

desaparecen en el agua.


6


Nadie puede saber del universo

porque la luz es solo aquel vestigio

de una memoria extraña que no cesa. 


7


Al alba te recuerdo

con tus palabras inspiradas en los clásicos.


8


Te guardo en la memoria

como un gran compañero de letras.


9


Al despertar del sueño

te fuiste por la ruta de las enanas blancas.


10


Zaheriste los versos y pronombres

al tiempo que cantaba un petirrojo.



Ana Muela Sopeña


----

Ramón Ataz fue un poeta amigo que murió el 6 de mayo del año 2013, con 47 años.


viernes, 29 de abril de 2022

.


 

Autor: Erik Mclean

CUANDO TERMINA EL INVIERNO


Las muchachas en el bosque 

bailan con luz de la luna

para atraer a los lobos

y hacer conjuros que ocultan

la belleza de los sueños

escondida en la locura.

Cuando amanece sonríen

en un tiempo sin excusas

en el silencio más cómplice, 

con árboles en la oscura

cueva de estrellas dormidas

y danzan semidesnudas.

Estas mujeres hechizan

con sus palabras de runas

y sorprenden al incauto

al permanecer en grutas

dentro de senderos fríos

con la lluvia y con la bruma.

Cuando termina el invierno

las muchachas se hacen puras,

regresan a la inocencia, 

dejan su espejo de brujas,

olvidando sortilegios

en las piedras de penumbra.



Ana Muela Sopeña

.


 

Autora: Mariakray

AUNQUE EL ESPEJO AÚLLE

 

A Ana García


A veces la belleza es como lluviA.

Nadie conoce a nadie en este treN,

Aunque el espejo aúlle en la tormentA.


Gélida es la mirada de iceberG

Al tiempo que la vida es una sombrA

Recuperada en barcos hacia el suR

Con instinto de niebla en un vivaC.

Imaginas que todo es de manI

Al despertar del sueño sin la rosA.



Ana Muela Sopeña


jueves, 28 de abril de 2022

.


 

Autor: Roberto Nickson

EL SUEÑO PERMANECE

A Andrei Langa


El horizonte 

con bandadas de pájaros.

El sueño permanece.


Al despertar el día, la mirada

se fija en la distancia de las nubes.

Todo es efímero.


Luz de crepúsculo,

la belleza tardía,

silencio suave.

Los árboles del muelle

se quedan en penumbra.



Ana Muela Sopeña


----


VISUL CONTINUĂ


Lui Andrei Langa


Orizontul 

cu bandaje din păsări. 

Visul continuă.


În clipa trezirii ochii 

se lasă în golul dintre nori. 

Totul e trecător.


Lumina crepusculului, 

frumusețe târzie, 

tăcere firavă. 

Copacii de pe chei 

rămân în penumbră.



Ana Muela Sopeña

Traducción al rumano: Andrei Langa

lunes, 25 de abril de 2022

.


 

Autora: ph. galtri

VISIONES


La muchacha deambula sin un rumbo

hacia la luz que todo lo ilumina.


En la sombra palpita su sentir 

enredado en la nube,

simulacro de amor en la tormenta.


En la respiración de lo que existe

aparecen siluetas de la nada,

todo lo que desea es solo lluvia

detenida en el árbol del silencio.


La ciudad es imagen 

de su sueño,

visiones sin origen.


Su caminar incierto es como un jaguar

dispuesto al salto cuántico, 

dentro de los contornos de una rosa.



Ana Muela Sopeña

domingo, 24 de abril de 2022

.


 

Autor: Aldiyar Seitkassymov

DEVENIR

 

1

El alba es el refugio de la ausencia

donde todos queremos descansar.


2

La luz de la mañana es como un tótem,

parece una visión en jeroglífico.


3

Al mediodía hay nubes de presagios

de mundos escondidos.


4

La tarde es territorio de las sombras

que sumergen el rayo protector.


5

La lluvia inunda todos los crepúsculos,

en el horizonte de la herida.


6

La noche se presenta silenciosa,

dentro de las imágenes de un sueño.


7

La madrugada sabe del amor

sigiloso y oculto 

cual relámpago azul en la tormenta.



Ana Muela Sopeña

sábado, 23 de abril de 2022

.


 

Autor: Mathias P. R. Reding

TRANCE OSCURO


Vivimos en la sombra de la herida esta guerra que tanto nos asusta, nos lleva por lugares de inquietud y nos cuenta mentiras cada hora. Todo lo que sentimos cada día es tristeza profunda y sin futuro, desolación continua y decepción. Incertidumbre aguda, miedo y pánico. Vivimos las noticias como piedras cada vez mas cortantes y afiladas. Nos causan desazón, angustia, insomnio, impotencia y sentido de injusticia. La población civil es inocente, pero muere y no llega el alto el fuego. Parece que el conflicto va alargándose. Que no termina nunca, que es un bucle. Un infierno en la Tierra, pesadilla. Un delirio causado por demonios. Una alucinación de los diablos. Pero resulta extraño, no es insania. Es una realidad dura y constante que nos hace pensar solo en la muerte, el hambre, las pandemias, los conflictos armados como sueños de zozobra, como el reino de Dante, el trance oscuro. El horror, el espanto, el alarido que se oculta en los crímenes terribles, la contienda en la niebla, el humo negro. Un sacrificio inútil, algo estéril.



Ana Muela Sopeña

viernes, 22 de abril de 2022

.


 

Autor: Faik Akmd

LAS LÍRIDAS


La luz ensimismada, como el tiempo,

aparece en la noche sin excusas 

para soñar con nubes bien oscuras

y dar una visión del firmamento.


Las Líridas se ven fuera del miedo

en horizontes llenos de penumbra

abducidos por fuerzas de la luna

en lugares de sombra, sin reflejos.


Los meteoros saben de la herida

que los humanos portan en su sangre,

por eso caen despacio como lluvia.


Al recorrer las horas, las sibilas

destruyen con sus manos cualquier tanque

y regalan al mundo una petunia.



Ana Muela Sopeña 


Las Líridas: Lluvia de meteoros o de estrellas fugaces que se produce la noche del 22 de abril y la madrugada del 23 de abril cada año.

miércoles, 20 de abril de 2022

.


 Autor: Tomas Anunziata

ALDEBARÁN


Vives desde la sombra los misterios

del tiempo y el espacio siderales,

más allá de las zonas abisales

y la calma de antiguos monasterios.


Recuerdas la belleza de algún astro,

encarnada en los cielos sumergidos

que pactan con la música sin ruidos

y se esconden en copas de alabastro.


Por ello tu verdad huye de fosas,

protegidas por amplias balaustradas,

al margen de los cofres de beleño.


Tu memoria es archivo de las rosas

que despiertan historias olvidadas, 

dentro de los  naufragios de otro sueño.



Ana Muela Sopeña

domingo, 17 de abril de 2022

.


 

Autor: Mikel Martínez de Ozaba

NIEBLA EN LA RÍA


La oscuridad se cierne sobre el agua,

apenas se perciben los contornos 

de edificios y árboles.


La niebla se ha adueñado del espacio

y del tiempo consagrado a lo litúrgico.


Se oyen las campanas

de la iglesia de enfrente.


El puente no se ve.

Ha quedado disuelto entre la bruma.


Se escuchan los motores de la noche

y el rumor de las olas,

prudentes, enigmáticas,

de la ría del Abra.


Un coche capturado por lo oculto

avanza sigiloso a su destino.


Es una niebla densa 

que parece que todo lo devora 

con sus negros tentáculos.


Los sonidos se van desvaneciendo 

con las farolas tenues.


Transeúntes deambulan por el muelle 

que imanta los misterios.


Veo perros que ladran a la luna.


Una chica hace footing

hacia la eternidad.


La niebla es como un monstruo

que desintegra todo con sus fauces.


Las luces se diluyen en la suave mixtura

de un aire abierto al mundo de la sombra.



Ana Muela Sopeña


sábado, 16 de abril de 2022

.


 

Autor: Ben Mack

SILENCIO


1

El mundo del silencio es un oasis

para recuperar las energías

que yacen encriptadas 

en el interior de la conciencia.


2

Mutismo entre las calles,

en transeúntes libres de inquietud

que caminan despacio hacia el sol cuántico.


3

Ausencia de palabras

en los humanos que meditan

antes de reaccionar a la violencia.


4

Vacío primordial dentro de un círculo

que existe desde eones,

antes del nacimiento de la Tierra.


5

La mente se fisura 

con el sonido abierto de una estrella

y comienza el sendero de la luz.


6

No hay ruido en las esferas del sentir;

tan solo antimateria, sombra y tiempo.


7

En la respiración de la galaxia

la música inaudible parece un sello único.


8

La soledad

en el sueño del agua.

Luna infinita.

Memoria de visiones

en los espejos fríos.



Ana Muela Sopeñal

jueves, 14 de abril de 2022

.


 

Autor: cottombro

MURMULLO

 

1

Al despertar el niño

conectamos con mundos de la infancia

que creíamos perdidos.


2

Somos en la distancia

esa luz que supera las traiciones 

más allá de los límites del vértigo.


3

Amanece en el sueño

de esta estación tan náufraga

donde la guerra es el gran fracaso.


4

Escucho en lejanía

el sonido que habita la belleza,

como un murmullo abierto

a la caligrafía de las calles.


5

Luces de aceras

en los pasos que buscan el silencio

de las gaviotas ávidas de amor.


6

En los parques la lluvia es una danza

en los árboles híbridos de música,

celebrando la fiesta con estatuas

en la melodía de las horas.


7

Sobre la hierba

el sigilo del tiempo.

Lo subrepticio.

Imágenes de espacios

con niebla en los juguetes.



Ana Muela Sopeña

miércoles, 13 de abril de 2022

.


 

Autor: Roy Reyna

EL HOMBRE DEL METRO


El hombre del metro parecía un ente extraño de lo oscuro. En su espera siniestra se asemejaba a un buitre carmesí. Algo le hacía estar fuera del tiempo. En ese territorio de las sombras que pactan con los círculos de la necesidad y la locura.  Lo miré fijamente pero no se dio cuenta. "Yo me bajo en la próxima estación", pensé para mí. Los minutos pasaron velozmente. El instinto latía en el cerebro. Cuando quise observarlo de nuevo, el hombre ya no estaba. Se había diluido en el enigma. En la transparencia del desastre. 



Ana Muela Sopeña

martes, 12 de abril de 2022

.


 Autor: Neil Yonamine

ANTÍDOTOS


La palabra se estaba haciendo vaga 

en aquellos instantes de  locura 

en los que el hombre sumergido en el caos libre 

ya no podía expresar su descontento. 


La palabra adoptó formas sumisas 

y los significados más diversos 

para intentar suministrar la droga lúdica 

a la especie letal sobre la Tierra.


Entonces una fuerza inusitada

 comenzó su carrera hacia la meta. 


Llegaron los alados desde eones 

de un futuro instalado

en otra dimensión de la galaxia. 

Con sus alas doradas comenzaron 

a dar a cada ente de conciencia 

antídotos de luz contra lo denso. 


Un caramelo oculto de tinieblas 

o la medicina subrepticia 

de la claridad sin eufemismos. 


No había mas opciones. 


O el metaverso dirigido hacia la nada 

o la filosofía biográfica 

para abrir a una vida sin falacias 

los párpados del hambre. 


Los humanos despertaron del subsueño 

gracias a las empresas de los símbolos 

y a las corporaciones que no habían

 pactado con la lluvia de venenos

 adheridos a un reino subterráneo.



Ana Muela Sopeña

domingo, 10 de abril de 2022

.


  Autor: Mike

CUERDAS


Cuerdas diversas

que atrapan nuestras mentes.

La confusión.


Incertidumbre.

Los relatos del mundo

con omisiones.


Miedo creciente.

Noticias truculentas

para el insomnio.


El pesimismo.

Un panorama oscuro

sin solución.


Indefensión

aprendida en secreto.

Subliminal.


Pasiones burdas.

Arrastre colectivo,

lo visceral.


Mentes acríticas

con silogismos falsos.

Dominación.


Luces de impacto,

ensueños dirigidos.

El insconsciente.


Juegos de infancia 

en noticias ocultas.

Reacción de niños.


Un caramelo

con ideas perversas

en su interior.


Hay muchas cuerdas 

que amenazan el filtro:

la claridad.


Una ventana

de Overton en su esencia.

La vigilancia.



Ana Muela Sopeña

sábado, 9 de abril de 2022

.


 

Fotografìa: univision.com

IRPÍN


Una flor entre ruinas

recuerda que la vida continúa

a pesar de la guerra,

con su devastación y su locura.


Los escombros se encuentran

por todos  los lugares, no hay consuelo.


Los postes y tendidos de la luz

se hallan derribados

por misiles sin escrúpulos.


Un edificio muestra en una esquina

un agujero enorme.


Parece que la gente

ha abandonado ya esta ciudad.

Setenta mil personas han huido

escapando de un destino cruel.


Un carrito pequeño de juguete 

permanece tirado en una calle.


Se respira una paz

que en cualquier momento

puede resquebrajarse otra vez.


La lucha continúa.


Hay mujeres y niños

víctimas de terribles violaciones.

También algunos hombres.


El mundo permanece expectante 

con la incertidumbre en el abismo

de esta pesadilla 

que dura demasiado...


Irpín es ahora un símbolo

de la resistencia, 

pero el número de muertos no se sabe

con toda precisión.


Huele a quemado el aire.

Las cenizas inundan el ambiente,

se mezclan con los restos de un naufragio

provocado con odio y furia estéril.


Cadáveres que ya se han enterrado

y otros que aún esperan 

que alguien cave una tumba improvisada.


El conflicto parece que no acaba.


Espíritus errantes de algunos fallecidos

presiden en la noche

la vigilancia extrema de los cielos...



Ana Muela Sopeña

.


 

Autor: Raul Hernandez

MÍTICO AZAR


Al llegar a la plaza Circular

me miras respirando entre helechos y algas

y sueñas que la vida es solo eso:

un instante robado, 

perdido en el tiempo.


Al descubrir la grieta en mi memoria

te recuerdo sonriente

mirando el reloj,

sumergido en el arte en penumbra

de un mundo atrapado 

en la utopía.


Conversaciones 

que no terminan nunca

en bares habitados por la luz.

Con la gente sin miedo en las mesas,

dibujando el instinto de las horas amables.


Caminamos sin rumbo

por aceras desnudas,

con el silencio extraño de los árboles.


Respiramos el aire

de esta ciudad que pacta con la lluvia

la belleza de un día sin frío.


Recuperamos lentos 

el significado de las sombras,

con siluetas que saben de ritmo

en la clandestinidad de la distancia.


Amamos en la noche de papel

mientras la luna azul nos transfigura

en su mítico azar, de madrugada.



Ana Muela Sopeña

viernes, 8 de abril de 2022

.


 

Autor: Daniel La Rosa M

DECIMOCUARTO ANIVERSARIO DEL BLOG


Hoy se cumplen 14 años desde que publiqué mi primer poema en este blog.


Gracias infinitas a todos los que pasáis por aquí.


Es una alegría poder compartir lo que escribo.


Un abrazo

jueves, 7 de abril de 2022

.


 

Autora: Ann H

ME PREGUNTO


A veces me pregunto si los muertos

no son ya suficientes y los números 

de personas masacradas en Ucrania

permitirán el diálogo templado

hasta llegar con éxito

a una solución civilizada.


O serán los señores de la guerra 

los que se frotarán las manos

por tantos artilugios especiales,

para matar de modos imposibles

en el silencio extremo de la noche

o a la luz de jornadas infernales.


Parece que hay lecciones de la historia

que todavía están sin aprender

y el ser humano vuelve a los errores

que habitan en su código genético 

como en un bucle abierto a la memoria.


Se hacen necesarias las palabras

de paz aunque se escuchen bombardeos,

para que nuestro mundo se libere 

de un futuro aberrante con el pánico 

de civiles huyendo 

entre las ruinas


y así crear un tiempo venidero 

de poblaciones llenas de esperanza.



Ana Muela Sopeña


martes, 5 de abril de 2022

.


 

Autor: Sourav Mishra

SORTILEGIO


Un sortilegio

en las calles oscuras.

Evanescencia.


Conjuro al alba,

las canciones arcaicas.

Nostalgia y barro.


Es el hechizo

la visión de los sueños.

Evocación. 



Ana Muela Sopeña

.


 

Autor: Tiger Lily

ALARIDOS


Se derrumban las bases

de este mundo ilusorio de falacias,

bajo las marquesinas

de un autobús con armas obsoletas.


Se caen por las pendientes inclinadas

los alaridos con diamantes

de los banqueros llenos de futuros,

en el movimiento lateral

de las bolsas 

de una sociedad en decadencia.


La música que se oye por las noches

habla de las leyendas 

de unos monstruos que habitan en la niebla,

consagrados de un modo permanente

a los espejismos de la nada. 




Ana Muela Sopeña


.


 

Autor: Tomas Anunziata

DICCIONARIOS DE LA BRUMA


La niebla de las calles es extraña

pero se va metiendo entre la ropa,

después te petrifica como losa

y te deja con frío, sin palabras.


Todo se va cayendo cada noche

entre los diccionarios de la bruma

y te inunda despacio con la lluvia

hasta desembocar en cualquier bosque.


Al comenzar la senda del ayer

el instinto se queda respirando

en el árbol azul de la magnolia.


Contemplo así una luna de papel

a través del cristal y de su vaho, 

en el reloj de un mundo sin memoria.



Ana Muela Sopeña

sábado, 2 de abril de 2022

.


 

Autor: Vladyslav Dushenk

LUNA NEGRA


La luna negra

en el bosque del sueño.

Nube de olvido.



Ana Muela Sopeña

.


Autor: Eberhard Grossgasteiger
 

SIN ENIGMAS

 Llega la luz a un mundo en extinción

a través de las grietas de la Luna,

para soñar despiertos en la cuna

de todo lo que inspira al corazón.


Se adivina una sombra de pasión

en el estrecho espacio de una duna.

En mitad del instinto hay una runa

que conoce una clave de ilusión.


Una liturgia extraña se rebela 

en lugares de nubes sin enigmas,

más allá del amor y de la muerte.


Entonces encendemos una vela,

esperamos el frío con estigmas

y las horas se amparan en la suerte.



Ana Muela Sopeña

viernes, 1 de abril de 2022

.


 Autor: Kamran Norollahi

LOBOS ATERIDOS


La distancia de los hombres trae el caos. 

Aterriza el instinto de la herida 

sobre la superficie de la Luna.


Todavia se puede comprender 

que el mundo es un sistema circular 

y no un orden jerárquico. 

Hemos atravesado 

los reinos siderales sin temor, 

pero aún es el pánico a lo frío 

lo que nos parte en dos y nos fisura, 

convirtiéndonos 

en lobos ateridos por la nieve. 


Luchamos por el fuego, por la rueda, 

por el lenguaje oculto del poder. 

Hemos vuelto a la edad del Paleolítico. 


Estamos en un bucle. 

Hay colisión por cetros, territorios, 

fronteras y sinónimos. 


En los diccionarios del horror 

los vocablos parecen una tómbola 

donde puede tocarte cualquier cosa. 


Las palabras más simples 

nos ofrecen respuestas 

complejas y dinámicas. 

Como un caleidoscopio de la lluvia. 


La fertilidad de la belleza 

nos brindará quizás la solución 

a la ecuación más vieja de la Tierra. 


¿Quién dirige en el clan? 

¿Es la supervivencia aún posible? 

Las preguntas habitan en el sueño 

y flotan sin cesar 

por el brazo de Orión 

de nuestra Vía Láctea.



Ana Muela Sopeña

martes, 29 de marzo de 2022

.


 

JÁRKOV


Los dragones del mal 

con sus espejos cóncavos de magia

te han atrapado en ánforas de litio.


Los bombardeos siguen y amenazan 

con la destrucción de tu cristal.


Un lugar en el frío se defiende 

de las municiones del horror.


En mitad de la noche

las sirenas avisan de los ogros.


La catedral de Dormición era tu símbolo.


Ahora, con su torre destruida,

solo quedan los llantos

de los moradores de la urbe.


Un gasoducto vuela por los aires.


Sea tu luz el círculo de un mundo

aún por descubrir.


Que el alto el fuego sea tu estandarte 

y tu universidad opción abierta

para aprender el diálogo de paz.



Ana Muela Sopeña

.

 



Autor: Arvind Shakya

POR RUTAS ENIGMÁTICAS


Sortilegios de sombra por las calles

y un animal perdido entre la bruma.


Es de noche y el frío nos ampara

en la soledad de las aceras.


La ciudad ha perdido su liturgia

y veo en las farolas 

abrazos dibujados en el aire.


Una mujer camina en la distancia

con su silueta llena de misterio.


Semáforos amantes de la luz

y un hombre deambulando

por rutas enigmáticas 

hacia el círculo único, infinito. 


A lo lejos un mundo de secretos

en la oscuridad de lo que acecha.


Portales donde el miedo se ha esfumado

y recuerdos atados a paredes

donde los hombres sueñan que son hombres.


Un club donde las luces de neón 

se confunden con rostros nunca vistos,

con las carcajadas de clientes

y los labios pintados de carmín

de las chicas que buscan disolverse

en la vida moderna.


Porque el vacío es siempre un muro sórdido

y vale cualquier vínculo, 

aunque sea fugaz...



Ana Muela Sopeña

lunes, 28 de marzo de 2022

.


 

Casa museo de Miguel Hernández 

SE DERRAMÓ LA LUZ


A Miguel Hernández 


"El soldado en la nieve" fue su ídolo

en medio de la sombra silenciada

de una España partida en dos espejos.


"Perito en lunas" fue consagración

a los versos queridos y maestros,

admirados por todos.


"El rayo que no cesa" hizo de él

un arcángel azul de la milicia.


"Viento del pueblo" (y brisa de la noche)

agotó su sistema inmunológico 

por tanto sufrimiento en la prisión.


"Cancionero y Romancero de ausencias"...

como plegaria única 

consagrando el dolor de la nostalgia

en mitad de un crepúsculo desnudo.


"El hombre acecha"

desde la muerte única del alma

fue deseo sin brizna de maldad

de vida verdadera, sin barrotes.


"Nanas de la cebolla" fue consuelo

de su viuda que apenas 

podía alimentarse, por el hambre.


"Elegía" con versos dedicados 

a la belleza única de un mundo

herido de censura 

y transido de infierno

por mandatos repletos de injusticia.


Se derramó la luz sobre su lápida 

y llegó la memoria de sus pasos

en mitad de la senda de una lucha 

que perdura en el tiempo...



Ana Muela Sopeña


Nota: Entre comillas los títulos de sus poemarios.

domingo, 27 de marzo de 2022

.


 

Autor: Evan White

APUNTES SOBRE PÁJAROS


1

Un gorrión diminuto reposa en el alféizar

al tiempo que las horas transfiguran la luz.


2

Las gaviotas sorprenden en la ría

con su vuelo incesante.

Desconocen la sombra 

pero saben soñar con la belleza.


3

Las golondrinas migran en bandadas,

con la niebla de fondo 

contra el horizonte y sus señuelos.


4

El vencejo percibe los crepúsculos

bajo las nubes grises.


5

Apoyado en un muro,

un petirrojo canta su canción 

ajeno a las noticias.


6

Una paloma avanza por la plaza

buscando, como siempre,

la inmensidad del círculo vacío.


7

En el reino del mirlo

la soledad subyace en la penumbra.



Ana Muela Sopeña 



sábado, 26 de marzo de 2022

.














Autor: George Becker

TU SONRISA


Tu sonrisa es una sonrisa amplia

que me transporta suavemente 

al sueño de mi infancia.

Cuando las horas pasaban

lentas como las tardes de verano.


Allí me reconcilio con mi esencia

que es como la brisa cálida 

de los meses de agosto.


Siempre, cuando sonríes,

el universo se abre a otras opciones

y una ventana de oportunidad

nace en el puerto franco de tus besos.


A veces tu sonrisa es como un árbol,

lleva frutos de riqueza inusitada.


Otras veces sonríes como el mar.

Con intenso oleaje y sin excusas.


Pero la mayoría de las veces

sonríes como un pájaro de lluvia

que anuncia libertad 

entre las nubes...



Ana Muela Sopeña

.

 


Fotografía de "El nacional"

viernes, 25 de marzo de 2022

MARIÚPOL

Las calles en escombros dejan ver

la niebla detenida, sin horarios.


Derrumbamiento en casas y edificios.


Llanto de las mujeres en silencio.


Los niños en refugios

dibujan sus cometas de colores.


Los muros destruidos por impactos

de balas y granadas.


Bombardeos constantes

atrapan a personas inocentes.


El bloqueo es moneda cotidiana.


La 

esperanza 

se 

teje 

con 

el 

pánico.


Sin agua, sin comida, sin calor,

sin luz, sin Internet, sin un futuro.


La gente de Mariúpol

ya no ve las estrellas por las noches.

El humo de las bombas no permite

distinguir los luceros

de los aviones de combate.


La ciudad es el centro

de los noticiarios de las nueve.


Me pregunto qué día parará 

esta terrible guerra.


Los hombres de Mariúpol

luchan hombro con hombro, 

para defender su territorio.


Mientras los tanques llevan la masacre

a los lugares olvidados,

los días se deslizan poco a poco

y la desolación mora y se extiende 

por todos los rincones de la Tierra.



Ana Muela Sopeña

jueves, 24 de marzo de 2022

.


 Autor: Matthias Zomer

EQUINOCCIO DE PRIMAVERA


Las jornadas se estiran y las flores se visten 

de la magia ritual multicolor.


En mi calle diviso los almendros. 


Los barcos de la ría

se enmarcan en crepúsculos de luz,

en la neblina de la tarde.


Respiro con los árboles 

el rumor de la brisa.


Un mirlo se pasea entre la hierba,

después, en el silencio, emprende el vuelo... 



Ana Muela Sopeña

martes, 22 de marzo de 2022

.


 

Foto: De Euronews.

Centro comercial de Kiev destruido por bombardeos

KIEV


Atrás la luz de la belleza de tus calles;

ahora en los escombros una sombra

amenaza llevarse para siempre 

la ilusión del futuro.


Atrás los niños que jugaban en columpios;

ahora, en los refugios,

se amparan en sus madres

porque sus padres deben defender 

la patria invadida.


Atrás el dulce acogimiento

de turistas contentos

que paseaban por tus plazas;

ahora las personas

se ocultan en los sótanos con pánico.


Atrás el suave transitar 

de las horas dormidas en la calma;

ahora es el estruendo 

de los bombardeos que no cesan, 

el sonido estrambótico 

de esta ciudad que grita

por la libertad amedrentada.


Atrás la música serena

de la orquesta Sinfónica de Kiev;

ahora solo suenan las alarmas

que anuncian, sin horarios,

la destrucción de todo...


Atrás el alma consagrada al infinito;

ahora no se ve el cielo estrellado

por el humo constante entre las ruinas.


Atrás la dicha

por la urbe alegre y lúdica;

ahora lo que impera 

es la desolación y la locura

que pretende extenderse por el mundo...



Ana Muela Sopeña

lunes, 21 de marzo de 2022

.


 Autora: Min An

RETAZOS MINIMALISTAS


1

Las nubes alucinan con el vértigo.

Saben de luz.


2

En la montaña rusa no hay sigilo.

Todo es un sortilegio

de rebeldía propia de los pájaros.


3

Cuéntame sobre aquellos días lóbregos,

cuando la guerra fue tu realidad.


4

La primavera acerca los crepúsculos

al instinto de bruma.


5

El esperma del mundo está en el caos

pongamos en los óvulos narcótico

para desactivar los artefactos.


6

La belleza del orbe se delata:

es una opción de niebla surreal,

para que todo sueñe. 



Ana Muela Sopeña

domingo, 20 de marzo de 2022

.


 Autor: Mark Dalton

POR ACERAS INVISIBLES


La noche se presenta silenciosa a través de las luces enigmáticas del muelle protector. Todo me habla de ti en la distancia y el tiempo inexplicable de la sombra es como un sortilegio de belleza. En la ría los barcos sueñan bajo las nubes, con las tierras lejanas. Un pájaro de lluvia habita en el misterio de los árboles, en la oscuridad más infinita. Un perro solitario, que deambula perdido entre las calles, parece que encontró bajo la niebla el camino directo hacia su hogar. El frío de las horas se introduce en los huesos, mientras la suavidad más sigilosa se abisma por aceras invisibles. Contengo en mi memoria una palabra tuya, mientras un aguacero de sorpresas me sumerge en la escarcha de las cosas.



Ana Muela Sopeña

sábado, 19 de marzo de 2022

.


 Autora: Maya de Smet

PARA QUE NO SE OLVIDE


Las noticias del día nos asustan entre las espirales de la muerte. Nos llevan a pensar en el peligro mientras nos escribimos algún whatsapp.

Recuerdo de tus besos el sabor, adherido a la voz de lo ancestral. El instinto de bruma sumergido en la distancia abierta de los árboles. La belleza que anida en tu mirada, antes de despedirnos en la estación de Abando.

Los tambores de guerra nos inundan. Nuestro país está en la lista negra. Hemos llegado aquí sin pretenderlo. Tememos por el aire y por el agua. El pánico a un conflicto nos inhibe de la alegría suave de la vida.

Todo lo que en palabras nos dijimos precisamos volver a repetirlo, para que no se olvide...



Ana Muela Sopeña