lunes, 20 de abril de 2009


2 comentarios:

nacho lillo dijo...

en la arena, herido por la sal y el sol, abandonado de agua y horizontes buscando el olvido en una caracola

Ana Muela Sopeña dijo...

El olvido de una caracola, qué bello.

Un placer encontrarte por aquí.

Un beso
Ana