jueves, 28 de mayo de 2009

COMO UNA ROSA NEGRA

*
En la incertidumbre de la noche
el insomnio me arrastra hacia el abismo,

como una rosa negra
en su guarida.

Los sueños sobreviven entre el barro
y me digo que todo pasará.

Pero tú eres el dueño de mis días
y nada entre la piel puede ocurrir
si tú ya no me rozas.

A veces no comprendo
este frío tan duro
que me taladra sin piedad.

Me introduzco en silencio en el corazón de una violeta
que convierte mis pétalos
en aventura sin raíces.

Respiro palpitando en el desierto
mientras la luna abraza mi utopía.


Ana Muela Sopeña

4 comentarios:

FERNANDO SABIDO SÁNCHEZ dijo...

ana
vaya conjunto de poemas, todos
magníficos y seguro los has parido
todos en un día

impresionante
un beso
nando

Ana Muela Sopeña dijo...

Bueno, hago lo que puedo, Fernando.

Gracias por pasar, amigo poeta.

Nos leemos. Estoy leyendo mucho tu libro "El paso del tiempo" y lo hago sola y también con mi padre. Me encanta.

Un beso
Ana

jagirreo.es.tl dijo...

hermoso poema, Ana. Un abrazo.

Te espero por aquí:

http://labrapalabra.blogspot.com

http://cantipoetas.blogspot.com

http://nanosaurios.blogspot.com

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Javi, por pasar. Allí iré a ver tus blogs.

Besito
Ana