jueves, 17 de diciembre de 2009

TRISTEZA INFINITA

*
A veces la tristeza es infinita
y el silencio me llama
mientras las calles se abisman por la niebla.

A veces yo no sé cómo expresar
que lo incierto se clava en mis pupilas
mientras las luces hablan de la sombra.

A veces gritaría
y quisiera pensar que este presente
es una pesadilla sin sustancia.

Mas la bruma me inunda con su frío
y miro los sucesos
tan reales
como algo inevitable...


Ana Muela Sopeña

6 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

Bellísimo. Tristeza real e inevitable.

abrazos. soco

Ana Muela Sopeña dijo...

Soco, se agradece tu paso por mis letras.

Un beso
Ana

Óscar dijo...

Este poema me ha gustado en especial, Ana. Me ha empapado ese mensaje tan real de la tristeza.

Besos
Óscar

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Óscar, por pasar y brindarme tus palabras tan generosas.

Un abrazo grande, amigo
Ana

Julio dijo...

Francamente, conmovedor. Felicitaciones, Ana.
Salud.

Ana Muela Sopeña dijo...

Hoy estoy mejor, Julio. Gracias por tus hermosas palabras.

A veces la tristeza nos envuelve...

Un abrazo grande, amigo poeta
Ana