domingo, 2 de mayo de 2010

ALMIZCLE Y RÍO

*
Melancolía en el árbol desnudo. Un laberinto.
Cristal de ámbar en tus ojos traslúcidos. Lluvia en mi piel.
Eres un fauno abrazado a mi vientre. Templo sagrado.
Cuando te miro el espacio se curva. Es la obsidiana.
Llegan los pájaros que desertan del hambre. Nostalgia y cielo.
Murmullos de agua en el cuerpo del bosque. Susurros suaves.
Contemplo el mundo con sonidos antiguos. Almizcle y río.
En mis pestañas, los adverbios anidan. La vida sigue.


Ana Muela Sopeña

2 comentarios:

Pere Bessó dijo...

Sí, pese al almizcle de las correspondencias de Baudeñaire y el río de los cuervos de Ted Hughes, la vida sigue, y nos amodorra en la canción que se multiplica...

Ana Muela Sopeña dijo...

Así, Pere, la vida sigue...

Un abrazo
Ana