lunes, 21 de junio de 2010

EL DESVÁN

*
.....Fotografías viejas en carpetas ya olvidadas. En el desván el mundo es otra cosa. Los papeles descansan en sus cajas y sólo cobran vida cuando de nuevo los miramos. Un pasado extinguido danza otra vez en la memoria. Sabemos que no sirven estos restos de soledad antigua, pero nos resistimos a tirarlos porque nos atan a un tiempo quizás con más radiancia que el presente o al sueño primigenio de alcanzar la utopía de otra edad. Un espacio obsoleto, en descomposición de la conciencia que nos lleva sin embargo a evaluar nuestra existencia de una manera más amable...
*
*
Ana Muela Sopeña

6 comentarios:

Perfecto dijo...

Siempre me gustaron los desvanes, por lo que tienen de vida dormida, de pasado evanescente.
Fantastica esta prosa poetica.

Un beso.

Rosa Iglesias dijo...

La memoria es un bien valiosísimo
Auque todo lo que vivimos queda grabado con una marca indeleble en el Ser

Como saber ir en bicicleta Anita, éso nunca se olvida

Mil besos poeta...Me encantan tus profundas conclusiones

Rosa

María Socorro Luis dijo...

Los desvanes siempre son entrañables. Un lugar donde duermen trocitos de vida pasada.
Yo tengo un poema también, titulado desván,y es uno de mis preferidos.

Un abrazo con telarañas. Soco

Ana Muela Sopeña dijo...

Perfecto, es una alegría verte entre estas palabras.

Un beso enorme
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Rosa, amiga, siempre es un placer verte por aquí.

Un beso grande
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Soco, me encantará leer tu poema.

Un beso
Ana