martes, 3 de agosto de 2010

HORA DECISIVA

*
A la hora decisiva
la luna se ha hecho de sangre,
con la arena del crepúsculo
sin las lágrimas amables.
Un instante de penumbra
en la vereda del padre,
cuando todo ya es silencio
adornado en los altares.
A la hora decisiva
el sol se parece a un sable
cortando el hilo del numen
que acerca luz y ademanes.
Un momento de lo oscuro
entre el caos de los azares,
en el alma de las rosas
que lloran noches sin arte.


Ana Muela Sopeña

No hay comentarios: