viernes, 20 de agosto de 2010

LABERINTOS DE NIEBLA

*
Camino entre las piedras
de la ciudad vacía.

Laberintos de niebla me hacen ver
que todo es un teatro,
donde cada persona es personaje
de una obra compulsa y sin sentido.

Y yo también escribo el sin sentido
con mis manos de bruma
en horizontes vanos,
en un espejo atípico, sin sueño.

Me disocio en las rutas de la noche,
para ensoñar despacio en la penumbra
con una piel cercana y verdadera.

Y rompo entre motores el acero
que desbarata campos de violetas.

Me asedian los relojes de la nada
en esos pasadizos
con imágenes nítidas y esféricas
de los escaparates de las tiendas

y danzo al mismo ritmo
que la galaxia entera,
como una mujer cuásar...,
en el placer constante de los púlsares
que me inundan sin freno ni raíces.

Entretanto pronuncio las vocales
para crear un mundo desde el alfa y omega,
en círculos de fuego, en el inicio.


Ana Muela Sopeña

No hay comentarios: