sábado, 14 de mayo de 2011

EL SECRETO

*
En la tarde silente había lluvia
que recordaba sólo la nostalgia
de aquellos años tristes de la infancia
inundados de sombra de la luna.

Caminé melancólica en la bruma
sobre un sendero abierto en una dalia
hasta llegar al mar libre de insania
y soñar con la arena de una duna.

Encontré una cajita de obsidiana
bañada con la luz de las estrellas,
entre los arrecifes de coral.

Leí el código oculto en una playa
y me acerqué al lugar de la belleza
vislumbrando el secreto en soledad.


Ana Muela Sopeña

No hay comentarios: