domingo, 8 de mayo de 2011

EL VAGABUNDO DUERME

*
El vagabundo duerme entre la escarcha,
se mece con la historia más oculta
en pergaminos ocres de silencio.

Un relámpago azul lo despereza
delante de los muros de una cárcel
y siente la metáfora del tiempo.

La arena en sus zapatos
le hace vislumbrar el universo
en círculos de piedras.

Contempla un precipicio con ángeles de fuego
donde yace el cadáver de una virgen.

Dibuja en jeroglíficos la ciudad sin un nombre
y suenan las campanas de un sepelio.


Ana Muela Sopeña

No hay comentarios: