martes, 30 de agosto de 2011

DESEOS DEL ESTÍO

*
Abrazar los caminos de los árboles
mientras en el crepúsculo contemplo
la belleza en silencio.

Escuchar a los mirlos
en mi jardín secreto.

Preparar mermelada de frambuesas
para disfrutar de la niñez.

Comer el chocolate con los dedos
y comer las galletas sin parar,
como cuando era niña.

Viajar a los países
donde viven amigos entre versos
y darles un abrazo
a traves de los mares de adjetivos.

Escuchar los sonidos de la luna
desde mi rincón del universo.

Tejer con los hilos de la muerte
mi próxima reencarnación.

Tejer con los hilos de la vida
un presente de amor y creación.


Ana Muela Sopeña

2 comentarios:

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Pareciera que todo ocurre en un santiamén. Pareciera que todos los tiempos -en este tu Deseos del estío- convergieran en cada verso. Así sea.
Un abrazo.

Ana Muela Sopeña dijo...

Pasado (infancia), presente (incertidumbre), futuro (caos o creación y más frecuentemente ambas cosas reunidas en armonía). Todo junto en una mezcla de emociones...

Un abrazo
Ana