lunes, 29 de agosto de 2011

EN EL MAR DE LOS SUEÑOS

*
Fluyen los versos
por túneles ocultos
a la mirada de los otros.
Se encuentran con espacios entre escollos
de animales sombríos en peligro.

Emergen las palabras
abiertas al océano salvaje
donde el agua diluye
la planificación y la estrategia.

En el Mar de los Sueños
se disuelven los tóxicos
de las refinerías de petróleo.

En el crisol trabajo
esa prima materia de las sílabas
para entregar sin pánico
una alquimia de verbos
en cristal de Swarovski.

El nigredo infernal se va puliendo
y viaja hacia el diamante
de la Hermandad Poética
que es mi propia Hermandad y la de todos.


Ana Muela Sopeña

4 comentarios:

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

Sea ese lugar nuestro reino, sea esa parcela poética nuestro hogar. Ahí pongamos risas en los rostros de niños que mueren de inanición, demos una cama y sábanas limpias al menesteroso, trabajo al artesano y saquemos de la estación del metro al músico que ve monedas tristes en su sombrero. Sea el reino de la poesía nuestra Hermandad. ¡Gracias!
Un abrazo.

Ana Muela Sopeña dijo...

Sea nuestra Hermandad, Julio.

Gracias por leerme

Un abrazo
Ana

El Joven llamado Cuervo dijo...

Fluyen de túneles oscuros y traen la luz que nos da vida. Un abrazo.

Ana Muela Sopeña dijo...

Eso siempre es reconfortante...

Un saludo