domingo, 28 de agosto de 2011

PARA HECHIZAR LA LUNA

*
Me gusta que dirijas tu mirada
a mi cuerpo sensual, y de memoria,
para ir elaborando nuestra historia
y salir de una zona ya varada.


No deseo sentirme abandonada
al escribirte una dedicatoria,
para subir a bordo de una noria
y conseguir del todo ser amada.

A veces yo no sé si eres mi hombre
pero guardo en mi mundo la belleza
para hechizar la luna por la noche.

En ocasiones sólo tu pronombre
me lleva a navegar con la certeza
y en tu traje de sueño ser tu broche.


Ana Muela Sopeña

2 comentarios:

Julio Díaz-Escamilla dijo...

El placer de leer poesía es -sin esperarlo- que horade la corteza racional y someta nuestras emociones y sentires a los vientos que soplan los versos. Hoy he sentido una dulce brisa y hasta una tierna melodía, leyendo tu estupenda creación.
Un gran abrazo.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Julio, por disfrutar de este soneto.

Un abrazo
Ana