jueves, 29 de septiembre de 2011

TRANSMIGRACIÓN

*
En la transmigración
las almas se encontraron después de estar eones
separadas del tiempo y de ellas mismas.
Los labios en origen desearon el gesto
desnudo, sin adornos.
La música del mundo sonó desde el abismo.


Ana Muela Sopeña

4 comentarios:

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

Es una sinfonía profunda y hermosa. Impresionante surrealismo.
Un abrazo.

Ana Muela Sopeña dijo...

Tu huella en mi espacio siempre es alegre para mí.

Un abrazo

Taty Cascada dijo...

Y yo lo he soñado así; pero en colores. Cuando pinto y me evado de la realidad, aparecen universos paralelos, es que a veces el pincel, logra lo que la palabra no engarza con el pensamiento.
Un beso...Felicito los poemas escritos a Gabriela, pocas veces se condensan tan bien dos almas creadoras y grandiosas.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Taty, por brindarme tus palabras para este poema y por tu cálida felicitación por los poemas que escribí a Gabriela.

Un beso grande
Ana