martes, 4 de octubre de 2011

PESADILLA

*
Tuve una pesadilla.

No teníamos aire suficiente,
la polución se había enfebrecido
y todos los humanos vagábamos sin rumbo
por pasadizos sucios, como ratas.

El túnel nos mataba cada día.

Heridas invisibles
minaban las defensas.

Palabras de silencio en todas partes,
extenuación en el mutismo...

La niebla del origen era nuestra,
melancolía en el ambiente.

Las ciudades morían
por la escasez de oxígeno.

Desperté con angustia
y comprobé que el sueño era real.


Ana Muela Sopeña

2 comentarios:

Julie Sopetrán dijo...

Es real, es un sueño apocaliptico... Hermoso en poesía.
Felicidades.

Ana Muela Sopeña dijo...

Es real, es terrible, Julie.

Gracias por pasar
Besos
Ana