sábado, 3 de noviembre de 2012


2 comentarios:

Safo dijo...

Ante semejante grandeza...
Sólo se puede enmudecer al respirar.
Un beso
Desde el otro lado del mar.

Ana Muela Sopeña dijo...

Es un paisaje precioso ¿Verdad?

Un beso
Ana