domingo, 17 de mayo de 2015

ALEPH DORMIDO

*
ALEPH DORMIDO

En tu interior habitan las galaxias
y el pulso subterráneo
de un Aleph dormido.
Todo lo que no creas
se expresa en mi palabra.
Soy la depositaria de tu círculo,
soy el cáliz de fuego
que contiene
tu proceso inhibido.

Tú puedes despertar
con nebulosas llenas de luz cuántica.
Dentro de mí resuenan los espejos
de tu mundo creador.

Admiro de tu psique
la estrella sumergida en el recuerdo.

Somos gemelos híbridos de sombra
habitando los signos
que viven en los nombres de las cosas,
en un mundo perdido.

ALEPH SALIENDO DE LA CAVERNA

Miras entre las letras
de un alfabeto absurdo
que no entiendes.

Diccionarios erráticos de sombra
que salen de los túneles del tiempo.

Jeroglíficos llenos de caricias.

Tus latidos descienden
por lugares sin nombre.

Enjambres de mujeres
te sostienen en sueños sin cabeza.

Tu Aleph sale sin pájaros
de la caligrafía del placer.
Sale de la caverna vengativa
y atrapa con su música la danza
que cubre inmemorial
la piel de los murmullos.

Yo recojo tu Aleph y lo custodio
con los ciervos divinos
y lo alimento siempre con mis labios
y lo llevo a nutrirse de las diosas
que hibernan sin miedo en las matrices
de una galaxia extraña.

ALEPH DESPIERTO

Tu Aleph despertará
cuando el mundo se anegue en el silencio,
en un baile de caos,
de pánico y de furia.
Y los niños recorrar asustados
la ruta del Sol Negro.

Tú, contento con tu obra maquiavélica
de este planeta enfermo
por lágrimas de humo y de petróleo,
amarás sin preguntas
la espiral de la nada
y el vértigo sublime
de los antepasados en sus hilos.

Querrás de pronto ser
el artista del núcleo,
el protector de Gaia y de sus ríos,
el ángel que custodie a nebulosas
y querubines pájaros sin niebla.

Tu Aleph despertará
en medio de temblores,
de auroras boreales y de luces
ocultas en los bosques del perdón.

Y yo seré tu Omega.

Y juntos:
los hombres y mujeres de esta Tierra
amaremos relámpagos
sobre mares de amor y sanación.

Tu Aleph despertará
y mi Omega de luz
dará comienzo a un ciclo primigenio,
con el alma encendida.


Ana Muela Sopeña

10 comentarios:

Fabio A. Pabon M. Curandero Tango dijo...

Hermosisimo tu poema!!.. Muy bella la inspiración y te felicito inmensamente.
Unas sugerencias, tienes que ir a ‘Editar’ y subirle el tamaño a las letras porque con esas letras tan pequeñas el post es muy difícil de leer, es difícil, pero trata.
Y también tienes que ser creadora, ponerle imágenes a lo que publicas, embellecer tu post!!...
La presentación es tan importante como las cosas que publicas.
Yo tengo una red muy bella y ocho blogs en Blogspot.com, te dejo el enlace de uno de ellos para que te des cuenta de lo que te quiero decir.
http://poesia-reflejos-curanderotango.blogspot.com/
Andalucia-ct.blogspot.com
Mil abrazos dulce amiga, si necesitas ayuda me contactas!!.. Estoy para servirte siempre!!.. Mil abrazos!!.. Fabio.

Ronald Bonilla Carvjal dijo...

muy hermoso y profundo poema, que preconiza un mundo mejor para el género humano, abrazos

Ana Muela Sopeña dijo...

Hola, Fabio:

Gracias por venir y dar tu opinión.

La letra está en tamaño normal. Debes tener desconfigurado algo. Quizás el navegador que empleas...

Y...hay imágenes en mi blog, pero en posts distintos a los poemas.

Pasaré a visitar tus blogs, gracias.

Un abrazo
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Ronald, gracias por tus palabras.

Un fuerte abrazo
Ana

Vuelo de noche dijo...

la obstinadísima esperanza en un futuro de amor y sanación sostiene las bellas imágenes que dan cuerpo al poema. gracias por compartilo, Ana. Un fuerte abrazo, Marta Ortiz

Julie Sopetrán dijo...

Un hermoso poema de amor. Amor a una persona, amor a dos, amor a la humanidad, Amor y premoniciones de un despertar que todos necesitamos para salir a la luz. Me ha encantado. Te felicito, Ana. Un abrazo.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias a ti, Marta, por venir y dejar tu huella entre estos versos.

Besos
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Así es, Julie:

Necesitamos un despertar. Este estado de falta de amor, de apoyo mutuo de solidaridad nos mata, nos destruye...

Un beso grande
Ana

Mabel Escribano Usero dijo...

Bello poema, como siempre aprendo de ti. Gracias por la belleza

Ana Muela Sopeña dijo...

Muchas gracias, Mabel, por acercarte a mi blog.

Besos
Ana