domingo, 29 de noviembre de 2015

TU BOCA ES UNA FRUTA TROPICAL

*
Tu boca es una fruta tropical
que me gusta en la noche percibir
a través de las horas de placer
cuando el tiempo se abisma en nuestros cuerpos.

Tu piel es territorio clandestino
que me permite siempre ser tu sombra
en medio del sonido primigenio,
cuando los alfabetos de la luz
se convierten en claves enigmáticas.

Tus ojos me recuerdan
en visiones urbanas, con la lluvia,
mientras los coches pasan por las calles
y un autobús nocturno nos observa.

Mis labios son refugio de tus miedos,
en ellos te reflejas cada día
y sabes que te sienten
en la suavidad de los relámpagos.

Mis manos te acarician sin relojes
más allá de los límites del vértigo,
en mitad del camino de la luna.

Mis párpados se cierran
cuando tú me susurras
palabras insinuantes
y me llevas a espacios sin un nombre
donde los asteroides son fantasmas.


Ana Muela Sopeña

2 comentarios:

María Germaná dijo...

Ana, un placer leer un poema de amor que sacuda los sentidos. Felicitaciones.
Abrazos

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, María, me alegra mucho que te guste.

Besos, amiga
Ana