martes, 1 de marzo de 2016

CON LA SOMBRA

*
Caminamos despacio
uniendo nuestras huellas con la sombra
y la lluvia que observa nuestra herida.

Sin palabras abrimos los umbrales
de la belleza efímera.

Los cuerpos nos sorprenden
con su temblor de agua.

Visitamos el templo de lo oculto
en medio de la nada.

Nos enlazamos suavemente
con la respiración de los portales.

Me atrapas con tus ojos del océano,
te seduzco en las horas del invierno.

Vamos entretejiendo las vivencias
al tiempo que los meses se diluyen
en la monotonía de las noches.

Deambulamos sin rumbo
bajo la luna atenta a las guaridas,
filtrando nuestro fuego
en la ciudad desnuda, sin fisuras.


Ana Muela Sopeña

7 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Bajo una luna atenta que lo ve y observa todo.
Precioso.
Feliz semana.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Amapola, por tus palabras.
Besos
Ana

Nahuel dijo...

Siempre ese tono íntimo, Ana. Excelente y bello.

Saludos, nahuel.

Julie Sopetrán dijo...

Muy hermoso poema, Ana. Lo he disfrutado. Deseo que sigas bien. Besos.

Candela Martí dijo...

Hermoso, íntimo, con sabor a naturaleza primaria y vital.
Siempre un gusto saborear tu poesía, Ana.

Un abrazo de noche.

María G.Romero dijo...

Un poema muy hermoso, Ana.
Me ha gustado mucho la comunión del amor con la ciudad.
Un gran abrazo, querida amiga.

Ana Muela Sopeña dijo...

Nahuel, Julie, Candela, María:

Agradezco mucho vuestros hermosos comentarios.

Un beso grande
Ana