jueves, 6 de octubre de 2016

EN EL RELOJ DE LAS ESTRELLAS

*
En el tiempo de la luz
te sentí como un hombre perdido
que arrastraba memorias de la infancia.

Tu sombra detenida
en el círculo extraviado del vacío,
como si fueses una estatua,
era siempre una ficción para hacer muros.

El pasado murió mientras dormías
en la concha de nácar,
como si estuvieras exiliado.

Ahora eres un náufrago en lo oscuro,
aunque todo lo tengas
en tu vida sin alma.

Un gorrión solitario
oye tu canto triste
mientras contempla
tu dulce nostalgia,
tu niñez de sueño.

Entre las rejas de tu jaula carcomida
el instinto suplanta a la fisura
de lo que existe sin espacio:
tu mundo sumergido entre la bruma
persiguiendo la llave de ti mismo.

En el reloj de las estrellas
eres un hombre libre
que avanza sin heridas por la lluvia.


Ana Muela Sopeña

2 comentarios:

graciela FERNANDEZ dijo...

Nada más provechoso que alimentarnos de la magia de bellas letras.

ABRAZOS

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias por venir y leerme, Graciela.

Un abrazo
Ana