martes, 1 de noviembre de 2016

OSA MENOR

*
En las noches contemplo las estrellas
y miro las que brillan
de la Osa Menor.

Polaris como un faro nos indica
los caminos al centro del espíritu.

Kochab es camarada de la ruta,
nos lleva de la mano
por espacios
siderales
con fuego primigenio.

Pherkad nos acompaña con su luz
en el tránsito oscuro hacia el ocaso.

Yildun custodia siempre nuestro empeño
por llegar a las cumbres soleadas.

Alifa al Farkadain es nuestra hermana
en tiempos devastados por la niebla.

Anwar al Farkadain es un lucero
ancestral en la noche eonaria.
Con ella nuestro llanto se silencia,
pues sabe consolarnos sin un límite.
Pone un punto en el sendero
para que no olvidemos nuestra esencia.

Calvera es sanadora de la herida
que vive desde siempre en nuestra alma.

Esta constelación es más que un mito,
es un indicador seguro y sólido.

Los barcos no se pierden por Polaris
y nosotros de nuevo retornamos
a la vía más íntegra posible.

En los tiempos de crisis
la Osa Menor se alza poderosa
como estímulo abierto
a la superación de la nostalgia.


Ana Muela Sopeña

4 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Fascinante. Ojalá pudiera escribir un poema así. Abrazo.

graciela FERNANDEZ dijo...

Hola Ana ,eres insuperable en tu estilo ,siempre buscamos un camino de luz que nos saque de la oscuridad y la melancolía.

Abrazos querida Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Carlos, tú puedes escribir lo que quieras. Sólo es cuestión de proponértelo.

Abrazos hasta Argentina
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Graciela, siempre es un placer tu visita.

Así es. La luz nos guía en momentos de crisis y así no perdemos el norte.

Un abrazo grande
Ana