lunes, 26 de diciembre de 2016

ÁRBOLES DE ESCARCHA

*
Cuando todo parece ya perdido
la belleza del mundo nos asombra,
la rama protectora nos sorprende
con la silueta libre de prejuicios.
Para otear la niebla nos alzamos
desde silentes árboles de escarcha.

Con las palomas todo es como un símbolo
hasta el espacio público de bruma
dibujado reciente en una esfera
de trazado risueño y atrevido.
Y las formas ondean en el viento
como lúdicas trampas del destino,
para soñar con todas las imágenes
de un tiempo sin injurias ni reproches.


Ana Muela Sopeña

4 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Genial mágico poema del que me haces parte, Ana. Además del orgullo y el agradecimiento por la inmerecida inclusión me quedo una vez más admirado de tu dominio de las técnicas de la poesía.

Árboles de escarcha es en sí pura poesía. No recuerdo verso más poético en el año. Quién dijo que todo está perdido cuando oteamos la belleza del mundo desde las altas ramas de tus árboles de escarcha.

Abrazo.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Carlos, me alegra mucho que este poema te haya gustado.

La verdad es que siempre hay motivos para sorprenderse...

Un abrazo grande
Ana

María Germaná dijo...

Magnífico poema Ana. Como siempre es un placer leerte.
Unabrazo

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, amiga, por venir...

Un fuerte abrazo
Ana