sábado, 24 de diciembre de 2016

PARQUE INFANTIL

*
De noche siempre paso
por un parque infantil.

Un tobogán cargado de los sueños
para que se deslicen sin rasguños,
columpios donde hay niños
que van a las estrellas,
un caballito
trotón para saltar las horas muertas,
y la luna tan blanca
asomando a lo lejos
como un dulce presagio de juguete.


Ana Muela Sopeña

6 comentarios:

Taty Cascada dijo...

"Como un dulce presagio de juguete"...siempre la esperanza. Siempre, admirada poeta.
¡Feliz Navidad querida Ana!.

carlos perrotti dijo...

Maravilloso poema que necesitaba leer (regalo de navidad) para que no me entristezca tanto como otras veces la Navidad. Gracias, Ana. Abrazos.

María Socorro Luis dijo...


Un parque con niños es siempre la mejor recompensa.

Paz y amor, Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Taty:

Feliz Navidad, amiga poeta.

Besos a montones. Me alegra verte por aquí...

Besos
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Me alegra, Carlos, que estos versos te hayan gustado.

Feliz Navidad.

Un fuerte abrazo hasta Argentina
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Así es, Soco:

Abrazos y feliz navidad. Zorionak.

Besos
Ana