jueves, 26 de enero de 2017

PARA SOÑAR CON MUNDOS DE BELLEZA

*
A Pere Bessó, aliado en la palabra

Las palabras no dichas
residen en los bordes de la luna,
esperando el instante primigenio
para que el verbo lance sus mensajes
al espacio galáctico.

Los versos se parecen a los dardos
que intentan hacer diana
para soñar con mundos de belleza.

Un poema es un reino
donde todos queremos habitar.

Las sílabas nos hablan de la herrumbre
con la que se construye un universo.

El silencio es la madre
de la creación en la tormenta.

Un relámpago azul
delira con estrofas y metáforas
en un alejandrino misterioso.


Ana Muela Sopeña

2 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

mucho gusto en conocerte Me has gustado abrazo

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Recomenzar...

Besos
Ana