lunes, 22 de mayo de 2017


SUBURBIOS EN LA BRUMA

*
A Ramón Ataz


Bebiste de la vida a borbotones
en sórdida respuesta a la pregunta
del silencio en la sombra.

Suburbios en la bruma
dibujaron tus calles.

Las farolas nocturnas susurraron
a través de tejados
y oscuras avenidas.

Un pájaro de agua se hizo cómplice
de tu exilio en el tiempo del naufragio.


Ana Muela Sopeña

MÁSCARAS DE LUNA

*
A Blanca Sandino

En el juego de luz de tu recuerdo
un animal marino te hace sombra
en mitad de la niebla.

Vibración en los barcos
con humedad de lluvia.

Presagios de isobaras en el mar
por máscaras de luna
presidiendo la noche.

Tus palabras se quedan para siempre
vagando en el crepúsculo infinito.


Ana Muela Sopeña

DEVENIR

*
Muere un niño de frío y abandono
en playas que se ocultan de tristezas.

Al mismo tiempo vivo entre tus besos
en las tardes amadas de crepúsculos.

Una chica golpeada sufre bullying.

Tú me proteges siempre
del maltrato del orbe en mi piel híbrida.

Entran cuchillos negros en la herida
del cuerpo del planeta y las mujeres
yacen entre la bruma, despreciadas.

Descubro que tu aliento es mi destino
mientras tus manos saben de mi sombra.

Caen misiles en zonas del Pacífico
y seguimos pasivos, a la espera
de que el mundo se rompa por Nibiru.

Continuamos el trazo evolutivo
de galaxias que surcan universos.

Despertamos del sueño
en otro sueño
mientras la mariposa
permite a la crisálida volar
en la luz escondida de los códigos.


Ana Muela Sopeña

jueves, 11 de mayo de 2017


SEÑALES

*
También hay una luz frente a la sombra
gracias a los efectos de lo dual
anterior a la herida más antigua.

A veces ya no vemos lo evidente,
la belleza escondida de la grieta
en tramos de la historia aún no escrita.

La garantía alada de la unión
ya no habita en los mitos del gran sueño
adormilado en cuerpos sin estrellas.

Tenemos el gran tiempo en nuestro cáliz
asustado con verbos enemigos,
arenas de un espejo del ayer.

Gateamos con pánico en la sangre
a gritos sepultados en imágenes
de cuentos sumergidos en la luna.

La gruta del dolor no tiene límites
y tiembla en la distancia sin consuelo,
turbio como las almas extraviadas.

Tigres entre la bruma nos avisan
al alba de siluetas de otros entes
taimados como el agua de los pozos.

Tan sólo nuestro espíritu de fuego
atraviese los muros del silencio
guardado en los enigmas de los códigos.


Ana Muela Sopeña

SINCRONÍA

*
Respiración.
Sincronía
de
mundos.
Complicidad.


Ana Muela Sopeña

miércoles, 3 de mayo de 2017


DISPERSIÓN

*
La luz es el inicio de las cosas
más allá de la sombra y de sus límites.
La dispersión de niebla por el mundo
nos hace no ver nada.
Pensar que una gran guerra es una opción
simplemente es locura, caos, disturbio.

Los sabios yacen gélidos
escondidos en cuevas, con mordazas.
Cada día es un cúmulo de errores
que lleva por la senda de la muerte.
Cuando llega la noche
el silencio no habita en nuestras almas,
sino palabrería de los medios,
los whatsapps, los e-mails y los periódicos,
las redes, las llamadas, Internet...
Palabras y vocablos que se pierden
en una marabunta de caos líquido
para oficializar el odio antiguo.

En mitad de la bruma deberíamos
apagar los teléfonos, la radio,
las tablets, los PCs, televisores,
los discursos vacíos con su pánico
y proyectar al aire unos segundos
el amor a la vida, el gran milagro...


Ana Muela Sopeña