miércoles, 4 de julio de 2018

HURACANES SIN NORTE

*
Vivo en la frialdad de un barco naufragado
que busca la belleza dentro de la belleza
y contento se abisma en la oscura maleza
para soñar que el mundo nunca le ha abandonado.

Habito en una nube del color de un fado
absorto en su prisión de un muelle en la tristeza
que todo lo planea sin prisa ni bajeza,
ni desnudez altiva por soledad del hado.

Parece que la luz vislumbra que la vida
es sólo un gran destello de huracanes sin norte,
para brindar con todo lo que el amor construye.

Al final de la ruta se impone la partida
atada a una existencia que ansía sólo el corte
con todo lo que daña el cuerpo y lo destruye.


Ana Muela Sopeña

1 comentario:

Medecine esthetique Tunisie dijo...

Los antiguos médicos griegos utilizaron la música y la poesía para tratar algunas enfermedades. En efecto, la literatura junto a la ciencia representan los dos pilares de la actividad humana. ¡Piojo esto, es necesario dar la misma importancia a la poesía a la música que a la ciencia!