martes, 1 de enero de 2019

FELIZ DOS MIL DIECINUEVE

*
Felicidad en copa de cristal
en la noche que sabe de la lluvia.
Lucero sumergido en la belleza
irradiando energía en Iguazú.
Zigzag de grandes olas en el mar.
Dameros que nos llevan de la mano
oscilando en las nubes del ayer.
Silencio consagrado a la tormenta.
Maravillas del mundo por el aire,
imantadas por árbol con escarchas.
La vida es un milagro en un gran tren
dando las campanadas a la tribu.
Iris plenos de amor y sin azogue
en los bosques azules, con las hadas.
Cantos entre las piedras sin confort,
islas llenas de danzas por el sur.
Niños que juegan siempre en la avenida,
urnas blancas de sombras y presagios.
Enamorados locos de maní,
volando entre las páginas de un álbum
errantes por los montes, con la niebla.


Ana Muela Sopeña

8 comentarios:

Mercedes Ridocci dijo...

¡Hermoso!
Muchas gracias, Ana.
Un fuerte abrazo y feliz año.

Julie Sopetrán dijo...

Qué hermoso acróstico! Me encanta y yo también te deseo Feliz Año Nuevo 2019, Ana.
Mi abrazo fuerte navideño.

http://artisanvitrier.paris/ dijo...

superbe blog

María G.Romero dijo...

Muy hermoso, Ana.
Gracias, querida amiga, por el regalo de tu enorme sensibilidad y la belleza de tu palabra.
Un abrazo.

María Germaná dijo...

Gracias Ana, por este acróstico de año nuevo, menudo ingenio.
Mis mejores deseos para ti y tu poesía siga acompañándonos siempre.

Abrazos

carlos perrotti dijo...

Genial. Extrañaba leerte, Ana. Feliz año de nuevo...

Abrazos!!

Taty Cascada dijo...

Ingenioso acróstico para iniciar un año con muchas expectativas y sueños por realizar.
Felicidades y abrazos Ana.

Leticia dijo...

TÚ Y LA POESÍA... SON INFINITAS.
ABRAZO ENORME POR ESE AÑO QUE SE FUE. NAVIDAD QUE VOLÓ COMO ALETEO DE COLIBRÍ.
UN AÑO MÁS QUE ESPERAR POR UN 2019 CON SUS BELLEZAS Y PENAS, NINGÚN AÑO SE SALVA DE TRAERLAS.
HONOR Y FUERZA QUERIDA ANA.
TE QUIERO.