lunes, 20 de abril de 2020

ETERNO RETORNO


Los días se parecen a las olas.
Parece que no van ya en una línea.
Se acercan y se alejan en un bucle.

Escucho los aplausos de las ocho.
Me pregunto si todo es un teatro.

Visualizo mil vídeos con mi smartphone.

Me leo algún periódico.

Las noticias del Covid me amedrentan.

En los supermercados compro latas.
Camino por la ruta del espejo.

Las aceras me brindan otro espacio.

Voy a farmacias,
compro vitaminas.

Los relojes del mundo se han parado,
pero mis pensamientos
siguen girando en norias
llenas de incertidumbre sin respuestas.

Los maniquíes lloran
en los escaparates de las tiendas.

Los perros no comprenden
por qué ahora sus paseos son tan cortos.

La vida se  ha hecho extraña.

Este confinamiento es polisémico,
nos causa disonancia cognitiva.

El tiempo se ha llevado los abrazos,
los besos, los saludos, la presencia...

Pero habitan desnudos en la grieta
que vincula las calles con los ojos.

Rueda de eternidad en este reto,
alucinantes noches con las luces.

Los volcanes recordando nuestro origen,
la belleza de un hálito salvaje.

A veces el instinto
nos lleva a marquesinas de autobús,
para soñar que vamos a algún sitio.

Calendarios con fotos de papel,
el eterno retorno continúa,
el círculo infinito, nada más,
a través de satélites de Urano.

Una visión utópica
nos hace imaginar desescalada.

Otra imagen distópica
nos devora con rostros de metal,
mientras la gente muere sin un luto...

Diccionario de insomnio y ansiedad
en mixtura con la risa y el humor:
las armas para entrar en un fractal.

Crepúsculo de amores invisibles
esperando la aurora primigenia...


Ana Muela Sopeña

16 comentarios:

Albada Dos dijo...

Tiempos de espejos y miradas a lo que no está hoy. Todo volverá, y es espejo nos dirá que
hemos crecido

Un abrazo

Patricia K dijo...

Tenés una poética increíble, y describís maravillosamente toda esta locura que estamos transitando.
Muchos abrazos!

Ceciely dijo...

Llegará el reencuentro con la cotidianidad...
Ahora prima "el amor invisible" o el inventario de códigos y versos.
Abrazos cariñosos

carlos perrotti dijo...

Crónica de este tiempo extraño, a solas con tu poética sensibilidad...

Abrazos, Ana. Lo bueno de este tiempo es que nos insta a crear o al menos a intentarlo, verdad?

Ani dijo...

Hagamos que el tiempo vuelva reflejado en las cosas buenas por venir.
Te dejo mis cariños Ana.

Fackel dijo...

Pues sí, hay mucho teatro, mucha pose, mucha circunstancia donde va vicente donde va la gente, ya me dirás cuando pase todo.

Anónimo dijo...

Un abrazo, Ana

Qué día a día más monótono.
Me gustó tu poema.

Valle Oncina

Ana Muela Sopeña dijo...

Que sea como tú dices, Albada:

Un beso grande

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Patricia:

Como bien dices es una locura.

Un beso enorme

Ana Muela Sopeña dijo...

Que llegue pronto, Ceciely:

Un beso

Ana Muela Sopeña dijo...

Hemos aprendido a ver algo positivo en algo negativo, pero (si nos atrevemos a decir que el emperador va desnudo) todo esto es un momento descabellado. Se para el mundo por un patógeno que mata mucho, sí. Sin embargo la gripe común en los últimos dos años ha matado muchísimo más y no se paró el mundo.

Algo no encaja...

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Ani:

Que todo se solucione pronto...

Un beso

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Fackel, por brindarme tu opinión:

Un abrazo

Ana Muela Sopeña dijo...

Muchas gracias, Valle, por dejar tu huella entre estos versos.

Un beso grande

Laura dijo...

Te noto cansada de esta situación. A lo mejor me equivoco y la cansada soy yo.
Espero que estés bien.
Beso enorme.

Ana Muela Sopeña dijo...

No, Laura. No te equivocas. Me estoy hartando de esta situación.

Un beso grande