jueves, 30 de julio de 2020

CARACOLA DE SILENCIO


En la sombra dormitan los instantes
de este mes agrietado por los árboles.

Miro el mar con sus huellas
y una caracola de silencio.
El amor del paisaje traicionado
entre nubes pintadas con acrílico.

La espuma de las olas
acrecienta en la arena el resplandor
de un crepúsculo azul entre la bruma.

Una llovizna suave se hace eco
del aleteo tenue de los pájaros
que buscan la nostalgia de otro tiempo...


Ana Muela Sopeña

12 comentarios:

Fackel dijo...

Pero si yo he creído siempre que la caracola me trae voces...¿cómo puede ser que sea solo silencio lo que traslade? No, no, yo quiero una caracola con sonidos, voces entrecortadas, susurros, gemidos, cánticos, poesías...

Albada Dos dijo...

Las caracolas marinas, la de situaciones que nos permiten imaginar, y sentir.

Un bonito poema, en la tarde. Un abrazo

A. dijo...

Encuentro este poema con mucha nostalgia.
Besitos y espero que todo esté bien por ahí.

Laura dijo...

Mucho tiempo has estado en silencio tú también. Espero que todo esté bien. Un abrazo.

carlos perrotti dijo...

El silencio... de donde vienen y adonde van todos los versos.

Abrazo inmenso.

Ana Muela Sopeña dijo...

La caracola es un portal por el que se oyen muchas cosas. Así funciona habitualmente. Pero yo ahora solo escucho el silencio. No escucho nada más.

Es extrañ, pero es así.

Gracias por venir

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Albada.

Besos a montones en esta noche de calor infernal.

Ana Muela Sopeña dijo...

Muchos besos para ti también.

Ana Muela Sopeña dijo...

Hola, Laura:

Voy remontando. Hubo un incendio en mi casa el 27 de mayo. He perdido muchas cosas. Poco a poco me voy recuperando.



Un besito

Ana Muela Sopeña dijo...

El silencio siempre es un gran enigma, Carlos.

Besos a montones

Ceciely dijo...

El silencio se hace eco del instante...llovizna y soledad presagian la tristeza.
Mi abrazo enorme en esos momentos de humo y callada caracola.

Ana Muela Sopeña dijo...

Muchas gracias, Ceciely, por tus dulces palabras, amiga poeta...

Besos