lunes, 3 de agosto de 2020

AMANECE EN LA RÍA


Bajo una luz azul,
híbrida de rayos increíbles,
amanece en la ría.

De nuevo la mirada nos subyuga
al descubrir el aura de los barcos.

Todo es imperceptible, como el mundo.

Tu recuerdo volátil se hace eco
de una memoria amante del pasado.

La sombra de las nubes
es como un reino alado de conciencia.

El sonido del agua nos transporta
a un lugar donde el sueño nos habita.

Todo permite el punto
de la contemplación en la quietud.

Las visiones de un mundo renovado
entretejen contornos en el aire.

Las gaviotas dispersas
dibujan con su vuelo la costumbre
de buscar a lo lejos la belleza.


Ana Muela Sopeña

21 comentarios:

Albada Dos dijo...

Abriendo la vida, cual ventana al mar.

Muy buen poema. Me ha encantado. Un abrazo

Fackel dijo...

Vaya, un generoso canto laudator al paisaje que te pilla cerca. Que cunda.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Albada, por tus palabras.

Un beso grande

Ana Muela Sopeña dijo...

Me alegra que te guste, Fackel.

Un beso

RECOMENZAR dijo...

empieza la vida

carlos perrotti dijo...

Instantáneas esperanzadas de un mundo nuevo... y mejor.

Abrazo, Ana.

Ana Muela Sopeña dijo...

Sí... Gracias, Recomenzar...

Un abrazo

Ana Muela Sopeña dijo...

Siempre es un placer verte entre mis versos.

Un abrazo fuerte, Carlos...

Ceciely dijo...

Belleza en tu poesía ... hipnotiza y transporta.
Contemplación y recuerdos.
Abrazos querida Ana, pasa un agradable mes de agosto

Ana Muela Sopeña dijo...

Agradezco tu paso por mis letras, Ceciely.

Besos a montones

Patricia K dijo...

Es hermoso el final, sin embargo tu poema nos acerca esa belleza, la vuelve casi tangible.
Muchos abrazos.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Patricia, me alegra que te guste.

Besos

Helena Bonals dijo...

"Las gaviotas dispersas/ dibujan con su vuelo la costumbre/ de buscar a lo lejos la belleza": és preciós, em recorda el que deia Kafka de ser com una estàtua fermada al terra amb la mirada en la llunyania.

Ana Muela Sopeña dijo...

Me alegra mucho, Helena, que te gusten esos versos.

Un fuerte abrazo

Lady Blue dijo...

Contemplar la belleza del mundo que nos rodea debiera ser una práctica diaria, porque alimenta el espíritu. Gracias por estos hermosos versos que nos regalas Ana. Un abrazo desde mi Espejo del Alma

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Lady Blue:

Es una alegría recibirte en mi espacio.

Un beso

Meulen dijo...

En el horizonte esta la llave,,,esa que procuramos encontrar, d como llegar a ella y entrar la real vivir.

Ana Muela Sopeña dijo...

Lady Blue:

Visité tu blog, quise dejarte un comentario, pero el sistema no me lo permite. Me decía que tu espacio tenía virus. Tuve que salir. Revisa tu blog.

Lo siento
Saludos

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Meulen, por tu visita.

Un beso

Joaquín Galán dijo...

Precioso el paisaje que describes en tus versos, Solo un alma sensible es capaz de ver la belleza así,con esa profundidad y detalle.

Abrazo,Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Joaquín:

Los paisajes al atardecer y al amanecer nos llenan de armonía y de paz.

Un abrazo