viernes, 23 de abril de 2021

EVOLUCIÓN


La incertidumbre daña nuestras células. Las dudas nos carcomen las entrañas. El miedo nos acecha a todas horas. La razón es una aliada en el silencio que nos permite ver entre las sombras. No existen los remedios milagrosos. El cuerpo es un sistema, no un artículo. Es pura biología, no es un software. Nuestra seguridad es siempre efímera. En la calma hallaremos las respuestas. Nuestro futuro es vulnerable, pero en él siempre existe la esperanza de la evolución de nuestra especie.



Ana Muela Sopeña

10 comentarios:

Fackel dijo...

Si me permites, te diré que en la calma, en el razonamiento y en el autocontrol. Y ojalá en el apoyo mutuo que a gran y pequeña escala debe seguir rigiendo los destinos de la especie y sus etapas de cultura. Siempre que la sed de negocio no desplace la satisfacción de las necesidades humanas. Del tema pandemia y todo lo acontecido con fabricación de vacunas y luchas de competencia se debe aprender mucho. Quiero ser constructivo y desear el mejor camino para las futuras generaciones. Cada día hay más claridad pero las medidas deben ajustarse y procurar que lleguen al cien por cien de la humanidad. ¿Cómo? Ahí está el quid de la cuestión. Apeándose los metafísicos de la necedad de sus pretensiones y procurando el desarrollo de individuos y regiones del planeta.

A.S. dijo...

ANA!
A evolução da espécie é um facto incontestável.
Mas chegados aqui, será que alguém pode dizer com segurança
qual será o passo seguinte??
Cada vez mais paira sobre nós a incerteza e o medo.

Besosss para ti, querida amiga!

Ana Muela Sopeña dijo...

No sabemos cuál será el paso siguiente, Albino, pero desde luego necesitamos actuar unidos frente a los problemas graves del mundo.

carlos perrotti dijo...

Futuro es sinónimo de esperanza. Sí... Yo creo que estamos dejando atrás siglos de oscurantismo...

Abrazo hasta vos, Amiga.

Jorge M dijo...

Un profundo e inteligente poema amiga, la fragilidad de nuestra especie y la esencia de nuestro existir.
Un abrazo amiga

Albada Dos dijo...

Por eso estamos alicaídos por no poder hacer planes desde hace un año.

Un abrazo, y buen finde

Ana Muela Sopeña dijo...

Ojalá sea así, Carlos:

Que podamos abrir los ojos y ver. Dejar de estar dormidos.

Un beso

Ana Muela Sopeña dijo...

Somos frágiles, pero también tenemos reservada en nuestro interior una fuerza inusitada.

Un abrazo

Ana Muela Sopeña dijo...

Desde luego, Albada:

Un beso enorme

Ana Muela Sopeña dijo...

Esperemos que la evolución sea favorable, Fackel...