sábado, 1 de mayo de 2021

CERCA DE NEPTUNO


Equivocaste el rumbo sideral

al olvidar que siempre fuimos uno,

en nebulosas cerca de Neptuno

con hidrógeno y helio de señal.


Erraste en tu camino de cristal

al eludir la esfera veintiuno

y no saber que allí se hacía ayuno

para entender la gruta de la sal.


Me arrebataste cruel mi hermoso broche,

me arrojaste a la calle sin razones,

me ofreciste la nada en vez de amar.


Ahora te arrepientes en la noche

de todo lo que oprime tus visiones,

pero es muy tarde ya para soñar.



Ana Muela Sopeña

20 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

No si si alguna vez es tarde para soñar o no.

Besos.

Albada Dos dijo...

Hay quien puede arrepentirse, tarde, d una ocasión desaprovechada.

Un abrazo, y a por este día

Joaquín Galán dijo...

Un soneto sideral que habla de desengaño y desamor. Y es que formamos (somos) parte de ese universo infinito donde todo lo que sucede nos afecta.

Un placer leerte,Ana.

Fackel dijo...

¡Genial! (Y mira que no soy demasiado propenso a utilizar este vocablo tan manido)

Ana Muela Sopeña dijo...

Nunca es tarde para soñar individualmente, Amapola, pero para un sueño compartido sí.

Un beso enorme
Gracias por venir

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Albada:

Besos a montones

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Joaquín:

En este universo todo nos afecta. El viaje sideral es bueno hacerlo solo o compartiendo, pero siempre que ese compartir sea para bien.

Un beso

Ana Muela Sopeña dijo...

Muchas gracias, Fackel, me alegra que te guste este soneto.

Un beso

A.S. dijo...

ANA!
O amor é uma flor muito frágil e delicada.
Tem que ser tratada com muito carinho!

Un beso grande!

Helena Bonals dijo...

Hi ha algun ex que no es mereix cap contemplació. Un desamor sense camí de tornada.

eli mendez dijo...

volver a soñar sueños compartidos luego de las malas pasadas y los desengaños es complejo.
Un poema muy triste, real , que creo que en la vida diaria sucede de manera permanente.
Hay daños que se hacen de los cuales es muy difícil volver hacia atrás ..
Te dejo un beso enorme!!!

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias por venir, Albino:

Un beso enorme

Ana Muela Sopeña dijo...

Ciertamente, Helena:

Gracias por brindarme tus palabras.

Besos a montones, amiga

Ana Muela Sopeña dijo...

Todo lo que dices es rigurosamente cierto, Eli:

Un beso enorme

Jorge M dijo...

Aveces nuestros caminos tienen que cambiar por las circunstancias que se llegan a presentar, al final, la lucha interna, se afrenta en soledad.
Ten buena semana Ana y gracias por tu cariño

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Jorge, por brindarme tus palabras.

Un beso

soco luis fernandez dijo...


Diez puntos y estrellas para tu soneto.

Cariños, Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Soco:

Un beso enorme...

Clarisa T. Livres dijo...

Hermoso soneto. Aunque el pensamiento realista nos niegue volver a soñar, el corazón tiene sus sueños, que igual no comparte, pero que soñará hasta el último latido y quién sabe si luego...
Me ha gustado mucho, mucho. Gracias.
Abrazo, largo y fuerte. 🤗🌞

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Clarisa

Vivimos en oleadas. Ora soñamos, ora dejamos de soñar. Parece que no podemos vivir sin sueños que nos animen a ir hacia adelante. Aunque a veces las quimeras se rompen y vienen épocas un poco planas.

Un abrazo y gracias por venir