domingo, 8 de enero de 2023

INVIERNO


En invierno la nieve nos seduce

dentro de los confines del azar,

por eso las tormentas en el mar 

nos llevan al espejo que más luce.


A veces los paisajes son de hielo

parecen un cristal a medianoche

en ellos una sombra es como un broche,

se esconde de los astros con un velo.


Un vórtice de frío en la estación

busca en la chimenea su presagio

y se olvida de todo lo anterior.


Los días se encaraman con pasión

más allá de las nubes de un naufragio, 

para soñar con barcos de vapor.



Ana Muela Sopeña

16 comentarios:

soco luis fernandez dijo...


... Un abracísimo, Ana, desde ese barco de vapor soñado.

Ana dijo...

Qué bonito Ana, siempre se puede encontrar el calor, mejor dicho la calidez, en el más frío de los inviernos.

Buen comienzo de semana, besos🌸

Fackel dijo...

Pues buena navegación con el soneto.

Meulen dijo...

Paradojas, aqui verano,con altas temperaturas, aunque hoy llueve tibio...

Quizás prefiera el invierno, pero nunca tan crudo.

Abrazo.

carlos perrotti dijo...

Inspirado soneto repleto de personales hallazgos, Ana...

Abrazo hasta allá. Feliz 2023.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Soco:

Es siempre un placer tu visita...

Un beso

Ana Muela Sopeña dijo...

La nieve del invierno tiene su encanto, siempre que no impida la circulación y te atrape...

Un beso
Buena semana también para ti

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Fackel...

Ana Muela Sopeña dijo...

Sí, Meulen, es curioso que en unos sitios sea verano y en otros invierno.

Un beso enorme

Ana Muela Sopeña dijo...

Me alegra que te guste, Carlos...

Otro beso para ti.

Feliz 2023

A.S. dijo...

ANA!
Tu poema es hermoso! Las gélidas palabras buscan un arrullo donde poder sentir el calor del deseo o sentir el cálido suspiro de la pasión...

Muchos besos.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Albino:

Me alegro mucho de que este soneto te haya gustado.

Un beso grande

Helena Bonals dijo...

"En invierno la nieve nos seduce": és l'encant de la duresa de la vida.

Ana Muela Sopeña dijo...

Así es, Helena:

Un beso enorme

Fackel dijo...

Al amanecer
bebo la lluvia blanca,
Me emborracho.

Ana Muela Sopeña dijo...

Precioso haiku, Fackel:

Qué bonito. Ebriedad de belleza.

Mil gracias