sábado, 10 de abril de 2021


 

LÍNEAS CLANDESTINAS


La ciudad en la noche se revela

como punto de luz entre las sombras.

Las líneas clandestinas del espacio,

inmersas en la niebla más atávica,

seducen con su lluvia misteriosa

a los barcos lejanos. 

Las plazas escondidas,

con sus farolas ebrias,

despiertan la liturgia de otro tiempo...

Las aceras desnudas se consagran

a las nubes que buscan la visión.

El silencio se abisma calle abajo 

buscando los portales más ocultos

para poder soñar...



Ana Muela Sopeña


viernes, 9 de abril de 2021


 

CONTORNOS


La ciudad desdibuja sus contornos 

mientras el frío anuncia otra tormenta.


Los árboles de abril sueñan con flores.


En la ausencia tu sombra se ha hecho nítida...


Susurros inaudibles de belleza

recorren laberintos insaciables.


El silencio es el premio de los solos.


En los escaparates hay reflejos

de columpios con niños sonrientes

y toboganes llenos de ilusiones.

A pesar de los juegos infantiles

el transeúnte ciego y despistado

se enfrenta cada día a su vacío...



Ana Muela Sopeña

jueves, 8 de abril de 2021


 

AL TRASLUZ


En el espejo veo

nuestra imagen repleta de ilusiones.

La penumbra de un mundo paralelo

que se muere en las horas cotidianas.

Sobre la mesa flores

que en su quietud esperan al amor.


Un ánfora reposa en su visión

junto a la chimenea.


El crepúsculo llega sin demora

y el reloj da las ocho de la tarde.


Caramelos de menta en la mesilla.


El tiempo detenido

y nosotros anclados en la luz.


Respiración que sabe del misterio.

Las líneas de mi piel

son tu dibujo.


La mirada va sola,

persigue el horizonte 

tras la ventana frágil, 

al trasluz...



Ana Muela Sopeña


 

ANIVERSARIO 13 DEL BLOG


Infinitas gracias a todos los que pasáis por aquí. A todos los que me leéis y comentáis. Hoy se cumplen trece años desde que comencé esta andadura del blog. Parece que fue ayer. Cómo se pasa el tiempo. 



Ana Muela Sopeña

miércoles, 7 de abril de 2021


 

DEIMOS Y FOBOS


DEIMOS


El temor nos invade en las aceras

por lugares abiertos al destino.

Nos paraliza siempre con veneno

y nos lleva por vías de extinción.


A veces me pregunto si los miedos

son territorio oculto del humano

o solo es una hipótesis sin base

y toda criatura es temerosa.


Lo cierto es que hace tiempo que en la Tierra

necesitamos mucha valentía

para encarar los retos del presente.


En otra dimensión de la experiencia 

hemos vencido al caos y a las injurias

pero aquí somos simplemente esclavos.


FOBOS


El pánico nos lleva de la mano

por territorios llenos de penumbra,

nos hace derrapar en carretera

y paraliza siempre nuestro cuerpo.


Un cambio repentino nos inhibe,

nos hace temerosos de lo nuevo,

nos desliza sin red por otros mundos

donde la fe es la clave de la vida.


Cuando alguien nos invade sin permiso

nos saltan las alarmas en la mente,

cerramos percepciones con candado.


Cuando una situación ya nos desborda

podemos sin preámbulos huir

o esperar en el pánico a lo oscuro.



Ana Muela Sopeña


 

LOS MUDOS


La gente estaba inmersa en el proceso 

de volverse sin voz.

La población del mundo 

iba poco a poco

quedándose en silencio, muda y quieta.


Un mosquito picaba en la garganta

y perdías la voz y la palabra.


Era como una plaga

que sigilosamente te atacaba

y te quitaba pronto

la capacidad de hablar y susurrar.


Un grupo de científicos

estaba intentado revertir

la terrible dolencia.


Cada día eran más los habitantes

mudos en esta Tierra.


El lenguaje se iba degradando

por la falta de uso individual.


La esperanza se hallaba en el antídoto

que aguardaba en el sueño más oculto

de los niños que aún tenían voz.



Ana Muela Sopeña

martes, 6 de abril de 2021


 

HUMO


Tu ausencia ya no duele, solo es humo.

La ciudad se ha vestido de silencio

con la respiración de las aceras.

Siento perplejidad ante la nada,

tras el toque de queda está tu sombra.


Los recuerdos se van como la espuma,

son como torbellinos en el mar.

En el olvido habitan tus imágenes.


Las huellas de lo nuestro

van disolviendo un mundo compartido.


Solo queda de ti la impermanencia...



Ana Muela Sopeña

sábado, 3 de abril de 2021


 

ESCONDITES DE SOMBRAS


La noche es como el halo de una nube. Los sonidos de árboles y viento se entremezclan con ruido de camiones y de contenedores de basura. Hay secretos que pugnan por salir de escondites de sombras y recuerdos. El eco de los seres invisibles abraza la belleza de las horas. Cuando todo se torna imposible las luces de semáforos que sueñan se funden con las voces extraviadas. Todavía el instinto se desplaza por los edificios enigmáticos. Dentro de los misterios de los hombres habitan los relojes de la nada. 



Ana Muela Sopeña


 

SATÉLITES DE URANO V


SICORAX


Late la vida

en medio del satélite.

Un jeroglífico.

La belleza del orbe,

más allá de los límites.


MARGARITA


Lucen los pulsos 

del silencio del átomo.

Orden fractal.

El instinto del éter 

en mitad del espacio.



PRÓSPERO


Caleidoscopio,

visiones del amor.

Renacimiento.

El mundo sideral

de las horas eternas.


SETEBOS


La rotación

que exorciza a la muerte.

Visión de agua.

El futuro encriptado

escondido en las piedras.


FERDINANDO


La paz del astro,

universo galáctico.

La vibración.

En mitad de los sueños:

el código del alma.



Ana Muela Sopeña

viernes, 2 de abril de 2021


 

SATÉLITES DE URANO IV


PUCK 


Polvo de estrellas

que gira sin descanso.

Evanescencia.

La belleza de un astro

abierto a la esperanza.


MAB


Luminiscencia

en la cueva ancestral

más primigenia.

El tiempo siempre es arte,

el espacio es amor.


FRANCISCO


Luna de Urano,

misterio singular,

tiempo de eones.

Geometría fractal

en la línea de tiempo. 


CALIBÁN


Paz en la Tierra,

el instinto del agua.

Recuerdos suaves.

Palabras primigenias,

la espiral de los sueños.


STEFANO


Mundos atómicos,

vibración en esferas.

Frecuencia azul.

El éter más arcaico,

laberinto de espejos.


TRÍNCULO 


Secreto antiguo

en el fondo del tiempo.

Viaje estelar.

ADN de cuantum,

papiroflexia eterna.



Ana Muela Sopeña


 

NOMADLAND


La vida es como un viaje en el silencio

por carreteras llenas de peligros,

para soñar con mundos sin vacío

y llegar a ciudades por desiertos.


A veces, por las noches, una luz

se parece a las nubes en la niebla

y contemplamos todas las estrellas

en mitad de la bruma, tras un tul.


Un trayecto divino hacia la nada 

con gente que nos cuenta sus historias,

alucinando siempre con milagros.


Y todo se parece a esas mañanas

donde los ojos hablan de otras cosas

y el corazón se aísla dando pasos.



Ana Muela Sopeña

miércoles, 31 de marzo de 2021


 

ENIGMA


Un sortilegio,

el mar embravecido,

rocas antiguas.

El enigma del tiempo

después de la tormenta.



Ana Muela Sopeña


 

CONJURO


Hay un conjuro

en el sueño de bruma.

Desolación.

La belleza de un mantra

sobre la luna negra.



Ana Muela Sopeña


 

NIEBLA DE LA NOCHE


Te disolviste en niebla de la noche, como si nunca hubieras existido. Te fuiste entre las nubes, como un fantasma lleno de relámpagos. Te quebraste en los números simbólicos. Partiste en muchos trozos la fantasía suave que alimentaba nuestro nido de vencejos. Te diluiste en cúmulos de bruma y abrazaste sin excusas la libertad amada del instinto.



Ana Muela Sopeña

lunes, 29 de marzo de 2021


 

NIEBLA INEXTINGUIBLE


El rumor de la noche se entremezcla con los cantos secretos de los pájaros nocturnos. El viento mueve un poco la ventana y traspasa el umbral de lo escondido. Una palabra herida cruza el cielo. No hay indicios de frío en el horizonte de los pasos. Se dibuja el futuro en una nube. En las ramas los pájaros persiguen la niebla inextinguible del misterio. 



Ana Muela Sopeña

domingo, 28 de marzo de 2021


 

PORTALES DE LA SOMBRA


Los sonidos del mundo

aparecen con luz contra las nubes.

La noche nos invade

en las horas abiertas a lo ínfimo.

Los coches a lo lejos,

los barcos en la ría...

mientras los edificios

definen los portales de la sombra.

El silencio de marzo

crece con las farolas

sobre aceras que aguardan al amor.


Semáforos del éter 

en los huecos del tiempo sumergido 

en la piel de los sueńos.


Un transeúnte mudo y solitario 

contempla escaparates 

y avanza sigiloso entre los árboles.

Se sienta en algún banco del paseo

y mira las ventanas enigmáticas.

El asfalto conjura con la urbe

en la niebla que sabe de secretos.


Una agenda escondida

nos muestra los tentáculos

de la ciudad oculta...



Ana Muela Sopeña

viernes, 26 de marzo de 2021


 

SATÉLITES DE URANO III


PORCIA


El tiempo suena

en el rumbo eonario

de los satélites.

El espacio del vértigo

en la noche cerrada.


ROSALINDA


Misterio y cuantum,

la frecuencia del sueño

dentro del trazo.

Jeroglíficos níveos,

el viento sideral. 


CUPIDO


Amor de Urano,

universo de luz.

Aleph antiguo.

Los átomos sedientos

del enigma encriptado.


BELINDA


Fuego de cúmulos 

abiertos al instinto.

Inspiración.

Brisa de la mañana

al recordar el viaje.


PERDITA


Giro de sombra

en el círculo atávico

del infinito.

La oscuridad en grutas

escondidas en cráteres. 



Ana Muela Sopeña


 

LOS SORDOS


No oían los sonidos

que emanaban de la Tierra 

en cualquier latitud.


Vivían cada día 

en el silencio abierto 

de números y símbolos. 


La sordera era plaga en todo el mundo.


Ya nadie oía el canto de los pajaros,

la canción de los grillos 

ni las olas gigantes en las playas.


La dolencia imperante 

era la sordera.


Todos esperaban 

la medicina mágica 

que les permitiera oír.


Buscaban algún fármaco 

escondido en los troncos de los arboles,

en salas de oradores,

en las plazas del Sol y de la Luna.


El remedio estaba en todas partes 

y a la vez 

en ninguna...



Ana Muela Sopeña


 

ALMENDROS EN FLOR


La primavera yace abandonada, doliente en la nostalgia de otra época. Mas mi calle me muestra los almendros en flor como presagios de un futuro aún por descubrir. Los gorriones volando entre los coches y una playa expectante con gaviotas, atrapada por niños que miran el poniente mientras juegan con la arena...



Ana Muela Sopeña

lunes, 22 de marzo de 2021


 

SATÉLITES DE URANO II

 

OFELIA


Gira en el tiempo

de los hijos del alba.

Luz en sus sílabas.

La emoción del amor

más allá de los siglos.


BIANCA


La libertad

en las horas oscuras.

Relojes cósmicos.

La belleza de un reino

oculto en el enigma.


CORDELIA


Mundos en círculo,

satélite pastor,

espacio de aire,

en el anillo épsilon

interior develado.



CRÉSIDA 


Misterio blanco

en la lluvia de hielo.

Intensidad.

Los signos primigenios

divinos y ancestrales.


DESDÉMONA


Amor de astros

que habitan las esferas

de cielos grises.

La intuición de los ángeles

cuidando el firmamento.


JULIETA


Frecuencias híbridas

en los lugares vírgenes 

de la armonía.

Espejos de ADN

del humano galáctico. 



Ana Muela Sopeña


 

LOS CIEGOS


Tocaban las pantallas 

y percibían solo humo y ruidos.


Atravesaban parques de cemento

con el aire encendido entre las cejas.


Eran miles de millones...


Nadie veía nada en las ciudades,

todo el mundo intentaba adivinar

sobre los asuntos más extraños.


La enfermedad más extendida

era la ceguera.


Todos esperaban el remedio milagroso

que les permitiera ver...

Lo buscaban fuera de sí mismos: 

en mercados, hospitales,

iglesias, hemiciclos, 

teatros, librerías, 

congresos, institutos...


Pero el remedio estaba en ellos mismos...



Ana Muela Sopeña

domingo, 21 de marzo de 2021


 

SATÉLITES DE URANO I


TITANIA


Mira la noche

en su trono de cuantum.

Inspiración.

Preside lo enigmático 

en su ruta eonaria.


OBERÓN


En lo infinito

sueña siempre en lo oscuro.

Meta del cosmos.

La belleza sin límites

del vértigo en la sombra.


UMBRIEL


En el espacio,

su trayecto sin fin.

Cerca de Urano.

Escondido del fuego

a través de las eras.


ARIEL


Dulces las horas 

en el rostro del tiempo.

Iridiscencia.

La luz del universo 

en conjuros antiguos.


MIRANDA


Un sortilegio

en los huecos del éter.

Mundos divinos.

Las voces intangibles

resonando en silencio. 



Ana Muela Sopeña


 

EN LA SOMBRA DEL MAR


Todavía sigo esperando en la sombra del mar el regreso del barco que desapareció bajo la niebla. Por las noches me adentro en el muelle silencioso y miro el horizonte, bajo las estrellas. A veces veo luces en la madrugada. Otras simplemente escucho el lento oleaje y diviso la luna vagamente. Cuando descubro que nada cambiará vuelvo despacio al faro. Allí caliento un poco de café. Observo los mapas y duermo entre libros de personajes mitológicos y un atlas misterioso con los nombres antiguos de países ya extinguidos. Al día siguiente de nuevo aguardo la llegada del barco. Así todos los días. Como si el tiempo no existiera. El eterno retorno se hace  eco en mí. Las horas detenidas no transcurren. El reloj se ha parado en un extraño punto fijo. En la radio he escuchado noticias. Dicen que la niebla desaparecerá cuando la nieve se derrita. Otros dicen que seguirá hasta la estación de las lluvias. También he oído que la niebla no se irá hasta que Saturno entre en conjunción con el alma del mundo. No sé a quién creer. Cada noche contemplo el horizonte...



Ana Muela Sopeña


 

QUIMERAS


Recuerdo tus caricias

en las calles amadas de la urbe.

Los besos amparados en la luz

de aceras luminosas.

Los abrazos de nubes

en los edificios de lascivia.

Los roces sumergidos en instantes

de plazas consagradas al placer.

Las miradas pendientes de lujuria

por avenidas lúdicas.

Deseos compartidos en jardines secretos.

Respiración sincrónica

en portales oscuros de suburbios.

Las promesas que nunca se cumplieron

en los sórdidos túneles de metro. 

Los sueños y quimeras

amarrados al vórtice de un álbum. 



Ana Muela Sopeña

miércoles, 17 de marzo de 2021


 

LOS GATOS


Tras los muros se esconden

entre los edificios derruidos.

En la noche se aíslan de la gente

bajo sombras perdidas.

Los gatos nos protegen

del miedo más terrible a lo que acecha.

La Luna, en su mirada de cortejo,

contempla los satélites de Urano.

Los recuerdos de mundos intangibles

se ocultan en los coches

y permanecen cautos como el sueño.



Ana Muela Sopeña 

martes, 16 de marzo de 2021


 

PRESAGIO


La lluvia con sus charcos

presiente que la luz es un presagio

que la tarde, en silencio,

abandona al crepúsculo.

En la ría los barcos van pasando,

mientras el agua suena imperceptible.

La nostalgia de un mundo más amable

surge con el olvido de los sueños.

Las sombras de la noche

saben de los recuerdos 

que susurran los árboles del muelle.



Ana Muela Sopeña

sábado, 13 de marzo de 2021


 

TÓTEM

Las horas se entretejen con la luna

en el tiempo que sueña con la noche

y en la distancia esbozan en los bordes

la esencia de las almas tan ocultas.


Un símbolo de amor es lo que alumbra,

la belleza de un mundo por el orbe

que se revela siempre como un tótem

en mitad del misterio de la bruma.


A veces los reflejos de las calles

brillan en los suburbios, por aceras,

más allá del olvido de las sombras.


Contemplo a los noctámbulos en bares,

como visiones sórdidas de niebla

de un corazón dormido entre las rosas.



Ana Muela Sopeña


 

CÍBORG XT

- Vamos a dormir a tu ADN para tenerte siempre algo sonámbulo.


- Yo quiero despertar del sueño infame. Darme cuenta de todo este teatro.


- En tu cristal de tiempo eres un zombi, sin posibilidades de soñar.


- Pero yo ya sentí que era una estrella. No podéis anestesiar mi alma.


- Jamás fuiste una estrella. Eres  simulación, un holograma.


- No soy un videojuego , soy un hombre.


- Eres lo que queremos que tú seas. Un cíborg pequeñito, un XT. Aún estamos probando tus circuitos. Tus mecanismos llenos de engranajes. Tu silicio inorgánico, tus tiempos.


- No podéis convertirme en un cíborg . Soy un hombre aunque todos lo neguéis.


- Hace tiempo dejaste ya tu huella digital en la feria electrónica de las vanidades subatómicas.


- No. Eso no es posible. Soy un hombre aprendiendo a pensar sobre las cosas.


- Nosotros te hemos hecho. Eres solo un cíborg humanizado.


- Hemos dormido el caos de tu ADN. Te hemos secuestrado con la pastilla blanca del temor.


- Yo sigo debatiéndome y luchando.


- Errado estás con sueños de metal. Entregaste las llaves de tu éxito. Ahora tu fracaso es nuestro triunfo. 


- No podréis secuestrar mi ADN. Soy un hombre XY, no un XT.


- Pues demuestra que eres "Homo Sapiens". Porque en el experimento falta poco para verificar tu condición de "Cíborg XT". 


- Jamás seré un cíborg , yo soy un hombre. Yo no soy ningún número. Ni una patente en curso, ni una tabla. Ni silicio inorgánico. No formo parte del ordenador supercuántico.


-----


- A este se le dio el placebo. Formó parte del grupo de control. ¿Qué hacemos con él?


- Lo estudiaremos. El experimento se nos fue de las manos. Los cíborgs XT se han rebelado y los del grupo control que recibieron el placebo también. Se niegan a cumplir los protocolos. Han inventado sus propios protocolos. Sus códigos binarios, otro lenguaje morse, otras palabras. 



Ana Muela Sopeña





martes, 9 de marzo de 2021


 

LÁGRIMAS DE EXILIO


En la noche contemplo las estrellas

que habitan en lugares innombrables

más allá de la luz y sus frecuencias,

en galaxias azules.


Cuando duermo los sueños me acompañan 

y me llevan por cúmulos abiertos

para ver el futuro del planeta

y observar a los hombres sin sus máscaras.


Hace tiempo que el cielo está plagado

de satélites grises

que prometen regalos muy valiosos,

aunque oculten el brillo de lo cuántico.


Quizás nos despertemos del letargo

y veamos que el mundo es solo un juego

entre bandos contrarios,

para sentir de nuevo coherencia.



Ana Muela Sopeña


Nota: El planeta está rodeado de miles de satélites artificiales puestos en órbita para poder implementar los servicios del 5G. 


 

CORAZÓN DE LA GALAXIA


Mujer de tierra

con Gaia como escudo.

Sueño de luz.


Mujer de fuego

que nutre el corazón

de la galaxia.


Mujer de agua,

purificando el mundo

con sus plegarias.


Mujer de aire.

Levedad en su piel

y en su mirada.



Ana Muela Sopeña


sábado, 6 de marzo de 2021


 

LA HABITACIÓN DEL SUEÑO


Aquella habitación llena de bruma

se nos brindó entre dulces de frambuesa

para que descubriéramos el sueño

envuelto en la cadencia del placer.


Nunca pensé que el mundo fuera helado

hasta que te perdí en aquel naufragio

de nuestro barco hundido en la tormenta 

de incomunicación llena de heridas.


Me desperté con humo entre mis dedos

y recordé tu rostro en horas bajas,

cuando tu nombre era mi estandarte.


En la memoria guardo el álbum níveo 

de aquel cuarto con niebla en la penumbra 

donde la luz efímera fue ráfaga.



Ana Muela Sopeña


 

LO EFÍMERO

La noche permanece silenciosa mientras la luz más tenue de las calles invade las estancias de los sueños. Las aceras se llenan de nostalgia en los últimos días del invierno. Atraviesa el mutismo la melancolía de lo oscuro. Una llovizna suave se hace eco de todos los deseos incumplidos. La frustración que aloja en sus sollozos las verdades guardadas en el tiempo. Memorias que protegen la belleza de esa soledad tan misteriosa que reúne con fuerza en sus enigmas a personas casadas y solteras. También las que han perdido a un ser querido o aquellas divorciadas por minucias. Los árboles aceptan en sus ramas las palabras no dichas y hay pájaros nocturnos que repiten las frases que algún día se dijeron y ahora ya no existen. Lo efímero está atado a los espejos que nos llaman despacio desde el otro lado de las cosas. 



Ana Muela Sopeña

viernes, 5 de marzo de 2021


 

JEROGLÍFICOS


Las mentiras se infiltran en los huecos

que atraviesan el aura de las cosas.

Más allá de los mundos invisibles

están los jeroglíficos del hambre.


La decisión de piedra es una estafa

que habita en los confines del silencio 

y amenaza con ser la ley de hierro

persiguiendo a la gente, sin escrúpulos.


Hay números que hablan de otros números.

En todos se refleja un plan diabólico

que nace con figuras de benceno.


En la luz de las nubes duermen trampas

que colocan la niebla en el mutismo,

debajo de los cúmulos abiertos. 



Ana Muela Sopeña


miércoles, 3 de marzo de 2021


 

CÁMARA DE SORTILEGIOS


Amo al hombre que habita en el silencio,

en su cámara gris de sortilegios

sumergido en momentos de penumbra. 


Amo al hombre que expresa sus verdades,

que lucha por decir lo que otros callan

que camina sin pánico a la hoguera.


Amo al hombre que oculta su estrategia,

al que juega con piezas de ajedrez

en su vida carente de artificios.


Amo al hombre que sabe de victorias,

que esconde en sus bolsillos los temores

mientras el miedo huye de sus ojos.



Ana Muela Sopeña

miércoles, 24 de febrero de 2021

GALAXIA NGC 3671


Atravieso la luz de la galaxia 

NGC 3671.

En ella se recrea mi universo

que busca en sus partículas de cuantum

el misterio del mundo.


Viajo en la melodía de los astros

horadando el amor de los planetas

y el deseo simbiótico de lunas

que escapan de las leyes psicofísicas.


En un púlsar perdido entre tinieblas

me entretengo con piezas de ajedrez.

Más tarde albergo números y letras

en las grutas de un cuásar escondido 

en la constelación de Casiopea.


En cúmulos abiertos

me suceden enigmas alterados

por los verbos antiguos de la sombra.


Recuerdo noches llenas de satélites

en un reino encriptado en el hidrógeno

y el helio generoso de una estrella.


Mi trayecto concluye cuando aguardo

el brillo del aliento creador

y sin embargo un pozo sideral

se abre para mí.


Azares del destino me presentan

un final sumergido en la derrota

hasta que las compuertas de Quirón

se abren sin un límite

ante mi asombro lleno de silencio.


Dulce la comprensión de las galaxias

en lugares que pugnan por la vida

más allá de su historia desbiográfica,

en mitad de frecuencias increíbles.


Los mundos paralelos me reinventan

en otra dimensión de la experiencia

para poder soñar...



Ana Muela Sopeña

domingo, 21 de febrero de 2021


 

ESTELAS DEL SUEÑO


Los pájaros nocturnos me recuerdan el silencio del mundo. En la ría los barcos atraviesan las estelas del sueño. Respiro en la distancia el aire que se escapa de las horas consagradas a un miedo indescifrable. Un mutismo que sabe de cenizas en lo oscuro se tiñe de liturgias irradiando el instinto de lo libre. El ladrido de un perro callejero me llena de misterio. Escucho los secretos de la noche en la transparencia de la bruma. Un código dormido me indica que la vida es un enigma inextinguible y llama a otros enigmas por sus nombres. La soledad me inspira ciegamente. La infinita tristeza en su declive me lleva por las cuevas de lo ínfimo hacia los precipicios del abismo. Busco el verbo ancestral que me permita exorcizar el humo del infierno transmutando la herida en creación y la sangre que mana a borbotones en una rosa roja inmarcesible. 



Ana Muela Sopeña 

viernes, 19 de febrero de 2021

lunes, 15 de febrero de 2021


 

HUELLAS


La luz dilata el alma de las cosas

por las calles que saben de la herida

de un tiempo consagrado a las miradas

en aceras desnudas. 


Espacios de liturgia 

de una danza en la sombra 

que bebe las visiones

en portales de barrios de suburbios,

bajo la tiranía de tu piel.


En la noche el misterio  

de un animal que atrapa lo invisible

en semáforos ámbar de lascivia.


Sobre los adoquines de las plazas

la transparencia exacta de las huellas

intentando enlazar 

verbos y olvido...



Ana Muela Sopeña

domingo, 14 de febrero de 2021


 

FELIZ SAN VALENTÍN


Fascinación en calles del recuerdo

dÉjà vu en las miradas de pasión

en Las nubes que atrapan la belleza,

con Iris degradando el firmamento

y raíZ del olvido en las cenizas.


Desde Siempre el instinto se renueva

con los Árboles llenos de silencio

para los Navegantes sin destino.


Alza ya la Variante de lo libre

como el sol Atrevido y retador

en colinas aL viento de la noche

con susurros Errados de otro tiempo

sumergido con Nítidas visiones

entre luces sin Traumas conocidos.

Porque todo se da: Imaginando

que la vida no sabe Nunca huir.



Ana Muela Sopeña


----


Nota: Une la primera letra del primer verso, la segunda letra del segundo verso, la tercera letra del tercer verso y así sucesivamente... verás el mensaje...



sábado, 13 de febrero de 2021


 

FAROLAS DE SILENCIO


La noche permanece 
en el frío que elude las preguntas. 
Farolas de silencio me recuerdan 
a un mundo ya extinguido. 

Al observar lo oscuro 
los edificios cobran importancia 
y los escaparates de las tiendas
subyacen en el sueño. 

Todo me habla de ti en la distancia, 
mientras la lluvia suave 
adivina el teatro de las cosas. 

Al terminar el día 
los gatos, refugiados tras los muros, 
contemplan la belleza de las horas.

Hay un viento silente que comparte 
el paso sumergido en las heridas 
de los relojes llenos de memoria.

La madrugada atrae los secretos 
del amor escondido en los portales. 

Por el muelle camina una ilusión 
que viaja con la luz hacia otro espacio. 


Ana Muela Sopeña

lunes, 1 de febrero de 2021


 

PALABRAS

A veces las palabras 

no pueden expresar lo que sentimos. 

Todo se va muriendo cada noche 

en un acantilado sin salida. 


Y todavía más...

podrían liberarnos 

de callejones sucios muy oscuros, 

pero acaban matándonos 

con su perversidad llena de lodo. 


Una palabra puede ser una medicina, 

pero también un arma 

de destrucción letal. 


Es siempre nuestro sino, 

como humanos, 

que las palabras sean 

instrumento de luz 

o un infierno sin norte, 

la perdición en medio de la nada. 



Ana Muela Sopeña

viernes, 22 de enero de 2021


 

NOSTALGIA

La lluvia va cayendo suavemente

mientras se oye una moto en la distancia.

Tus besos se entrelazan con la niebla

y yo abro el paraguas.

Las calles se parecen a la bruma

con este frío extremo que cala hasta los huesos.

Te abrazo en la memoria

bajo una marquesina de autobús.

El invierno se aquieta en sus enigmas

con el aire que calla lo escondido. 

En mis ojos contemplo la visión

de una imagen distinta a este presente.

Los ruidos del paisaje

no saben que hoy comienza mi plegaria secreta.

Acaricio tu rostro en el recuerdo

al tiempo que mi piel abierta a la emoción

se cubre con el manto de la melancolía.

Las aceras seducen con sus charcos

en este enero absurdo,

con la nostalgia hiriente de un naufragio. 



Ana Muela Sopeña

martes, 19 de enero de 2021


 

MANTRA

La luna está quemando mi carne en mitad del relámpago. El árbol silencioso recorre la belleza de mis días y me lleva por mundos intangibles donde el tiempo no pasa, solo escucha. Se detiene en el reino mineral y bosteza con labios de la noche. Las estrellas de Orión son mis aliadas: Betelgeuse, Rigel, Bellatrix, Mintaka, Alnilam, Alnitak, Hatysa, Saiph, Meissa, Tabit, Mira. El misterio conjura con sílabas de fuego los minutos perfectos para recordar lo interesante y olvidar lo anodino y doloroso. Todo es un sortilegio de letras escondidas en la tierra. El momento es ahora. Todo se manifiesta como un mantra de palabras enigmáticas. Un inquietante hechizo que habita en la distancia y al mismo tiempo no está en ninguna parte...



Ana Muela Sopeña

lunes, 18 de enero de 2021


 

BORRASCA

Enero frío,

la llovizna en las calles.

Inspiración. 

La  borrasca de nieve,

el naufragio del mundo.



Ana Muela Sopeña



-----


BORRASCA


Janeiro frio

o chuvisco nas ruas.

Inspiração. 

A  borrasca de neve,

o naufrágio do mundo.



Ana Muela Sopeña


 

CAMINANDO TRAS EL TOQUE DE QUEDA

He salido a la calle tras el toque de queda, para ir al centro de salud. El silencio dormido entre los árboles inundaba la atmósfera. Era una realidad como de sueño. La soledad amaba los edificios grises en la noche. Tan solo el ruido efímero de una moto fugaz. Un mutismo absoluto en el parque infantil. Un tobogán desnudo entre la niebla. Los columpios sin nadie. Los bancos solitarios. La humedad del ambiente y la llovizna. La ermita somnolienta en su misterio, esperando el secreto de las horas. Los ladridos de un perro callejero. Los gatos bajo coches y tras los muros llenos de un tiempo detenido en la distancia. La melodía extraña de los astros. He deambulando abierta a los enigmas por aceras de mundos visionarios. He visto en los jardines las flores silenciosas en su reino de espacios interiores. 


Ahora he vuelto a casa. Solo se escucha un ruido de camiones volcando en sus depósitos los contenedores del subsueño. Con futuros invisibles derrotados por utopías muertas en la bruma de una ciudad que yace anestesiada por el toque de queda; como nuestros espíritus insomnes que anhelan despertar a la luz áurea.



Ana Muela Sopeña

domingo, 17 de enero de 2021


 

LA REINA DE LAS NIEVES

Una mujer albina

caminaba despacio 

bajo la nieve del invierno.


Llevaba un manto blanco 

y un lobo negro y gris iba con ella.


Avanzó entre los árboles del bosque

para poder soñar un nuevo sueño.


Cantó un conjuro lleno de plegarias,

la canción de la luna en plenilunio

y descubrió los ciclos de su cuerpo.


Esperó la respuesta de los árboles

pero solo escuchó el rumor del viento.


Los sonidos del bosque 

eran casi inaudibles.


El silencio del norte

se convirtió en enigma oculto entre la escarcha.


Los pájaros volaron rumbo al cielo,

hacia las nubes altas del crepúsculo 

y con sus alas grandes

pusieron la corona

de reina de las nieves

a la mujer albina.



Ana Muela Sopeña

sábado, 16 de enero de 2021


 

HIELO

Los sonidos del hielo son extraños. Son como los cristales de los sueños que nos llevan a todos los confines de la galaxia amada por el cosmos. El hielo tiene un pulso silencioso que nos conecta siempre con el círculo. El vacío desnudo del espíritu que cada día puede ser llenado. Los sonidos se amparan en el frío, en su herida que canta a los abismos. Pero también custodian otros reinos. Espacios siderales nunca vistos. Hay puertas en el hielo hacia otro tiempo, ese que se fugó sin enterarnos y se quedó vagando por el cielo, en otra dimensión de la experiencia. El hielo es el umbral de otro universo, donde hay seres humanos esperando a que este mundo absurdo evolucione. La música ancestral es siempre fría. Se compone de escarcha, nieve y hielo. En ella solo hay vórtices de estrellas consagradas sin límites a la caligrafía de la esencia. 



Ana Muela Sopeña

viernes, 15 de enero de 2021


 

CICLOS

La luz enamorada es como el sol

alumbra siempre todo lo que toca,

es la belleza extrema de las cosas

avanzando hacia un mundo de color.


La sombra enamorada es desafío

comprende el precipicio con paciencia 

se ilusiona por todo con destreza

y busca la verdad entre visillos.


El desamor oscuro es un tormento

con raíces muy densas y sin agua,

que aspira poco a poco a ser relámpago.


El desamor de luz supera el miedo

con estímulos llenos de palabras

que derriten despacio los carámbanos.



Ana Muela Sopeña