martes, 20 de abril de 2021


 

SATÉLITES DE NEPTUNO III


HALIMEDE


Mundos galácticos 

a través del espacio.

Ensoñación.

Ventanas a la luz

que destierran la sombra.



SAO


En la conciencia

asteroides sin límites,

el infinito.

Un satélite oscuro

con las claves ocultas.


LAOMEDEIA


Voces del cielo

en visiones de frío.

La rendición.

Latidos del espacio

más allá del amor.


PSÁMATE


Misterio antiguo

anclado en lejanía.

Luminiscencia.

Las letras estelares,

alfabeto de eones.


NESO


Neptuno sueña

a través de satélites 

con la belleza.

Inspiración de bruma,

los signos de la luz.



Ana Muela Sopeña


 

SATÉLITES DE NEPTUNO II

 HIPOCAMPO


Respiración

en frecuencias de luz.

Cenizas de oro.

Fractales infinitos

de verbos primigenios.


PROTEO


La biblioteca

de las estrellas cuánticas.

Códigos áureos.

El ADN humano

guardando el infinito.


TRITÓN


Hay un archivo

en cráteres secretos

de viajes lúdicos

abiertos al instinto

del pulso creador. 


NEREIDA


La seducción

de las constelaciones

del tiempo azul.

Espacios encriptados

en visiones oníricas.



Ana Muela Sopeña


 

EL PINTOR Y LA MODELO

 

Ella se recostó sobre un diván

con una blusa abierta y una falda.


Él dibujó muy rápido las líneas del deseo

con lápiz blando y trazos casi etéreos, 

el resto a carboncillo.


Ella iba respirando sin temor

por el hueco tan dulce

contenido en el alba de una rosa.


Él siguió dibujando sin pensar.


Las líneas iban solas, 

se deslizaban firmes

por el papel tan blanco y sigiloso.


En mitad del espacio

una mirada...


A caballo entre el lápiz y la piel

el tiempo concedido a lo imposible...



Ana Muela Sopeña

lunes, 19 de abril de 2021


 

SATÉLITES DE NEPTUNO I

 NÁYADE


Sobre los sueños

el brillo de la niebla.

Inspiración.

El tiempo eonario,

latidos de Neptuno.


TALASA


Mundos extraños

en el espacio frío,

iridiscencia.

Sentimientos sin piel,

el umbral de una estrella.


DESPINA


Visión de vértigo,

cinturón de fotones.

Un jeroglífico.

La belleza del orbe,

el misterio escondido.


GALATEA


Entre satélites 

materiales ocultos.

Los elementos.

Las voces de lo cuántico,

un portal estelar. 


LARISA


Frecuencias áureas

entre hidrógeno y helio.

Lo primigenio.

El verbo sanador 

a través de galaxias.



Ana Muela Sopeña


 

PIEDRAS


Luz en la herida.

En el frío del agua

el muelle sueña.

Los árboles bostezan

sobre piedras anónimas.



Ana Muela Sopeña

viernes, 16 de abril de 2021


 

RIZOMA


La sombra de tu piel

es como un animal de pergamino

o un árbol que silencia sus procesos.

La luna es una lágrima de exilio.


En el bosque las moras son de hielo.


Un rizoma de mundos

se disuelve en las nubes.


Hay un jaguar de niebla entre los sueños,

mientras el río pasa luminoso.


Una piedra de lodo

analiza el espacio del relámpago.



Ana Muela Sopeña


 

RESILIENCIA


Perder los años llenos de ilusión,

abrazar la tristeza y el olvido,

decir adiós a todo amor de nido,

extraviar en la arena la pasión.


Disolver en el alba la razón

para escapar de otro sueño herido

en mitad del camino ya vivido,

intentando cuidar el corazón.


Amar la carretera hacia la nada,

iniciar la andadura del futuro

dando pasos pequeños y sin huellas.


Contemplar otros mundos de pasada,

comprender que vivir ya no es lo oscuro,

deleitarse en visiones con estrellas.



Ana Muela Sopeña


 

LLUVIA EN LAS ACERAS


Ciudad de niebla

en las calles oscuras.

La soledad.

La lluvia en las aceras,

tu sombra en mi recuerdo.



Ana Muela Sopeña

miércoles, 14 de abril de 2021


 

SOL DE ABRIL


Contemplo el sol de abril

y el Serantes contra el cielo dibujado.

Hay un brillo especial sobre la ría,

un horizonte lleno de presagios.

En la playa los niños se divierten.

En el embarcadero

la casita flotante...

Lejanía que inunda la jornada.

Las nubes del amor en jeroglífico 

con los sueños se visten de visiones.

Evanescencia en medio de las horas

y la nostalgia de otro tiempo...



Ana Muela Sopeña

sábado, 10 de abril de 2021


 

LÍNEAS CLANDESTINAS


La ciudad en la noche se revela

como punto de luz entre las sombras.

Las líneas clandestinas del espacio,

inmersas en la niebla más atávica,

seducen con su lluvia misteriosa

a los barcos lejanos. 

Las plazas escondidas,

con sus farolas ebrias,

despiertan la liturgia de otro tiempo...

Las aceras desnudas se consagran

a las nubes que buscan la visión.

El silencio se abisma calle abajo 

buscando los portales más ocultos

para poder soñar...



Ana Muela Sopeña


viernes, 9 de abril de 2021


 

CONTORNOS


La ciudad desdibuja sus contornos 

mientras el frío anuncia otra tormenta.


Los árboles de abril sueñan con flores.


En la ausencia tu sombra se ha hecho nítida...


Susurros inaudibles de belleza

recorren laberintos insaciables.


El silencio es el premio de los solos.


En los escaparates hay reflejos

de columpios con niños sonrientes

y toboganes llenos de ilusiones.

A pesar de los juegos infantiles

el transeúnte ciego y despistado

se enfrenta cada día a su vacío...



Ana Muela Sopeña

jueves, 8 de abril de 2021


 

AL TRASLUZ


En el espejo veo

nuestra imagen repleta de ilusiones.

La penumbra de un mundo paralelo

que se muere en las horas cotidianas.

Sobre la mesa flores

que en su quietud esperan al amor.


Un ánfora reposa en su visión

junto a la chimenea.


El crepúsculo llega sin demora

y el reloj da las ocho de la tarde.


Caramelos de menta en la mesilla.


El tiempo detenido

y nosotros anclados en la luz.


Respiración que sabe del misterio.

Las líneas de mi piel

son tu dibujo.


La mirada va sola,

persigue el horizonte 

tras la ventana frágil, 

al trasluz...



Ana Muela Sopeña


 

ANIVERSARIO 13 DEL BLOG


Infinitas gracias a todos los que pasáis por aquí. A todos los que me leéis y comentáis. Hoy se cumplen trece años desde que comencé esta andadura del blog. Parece que fue ayer. Cómo se pasa el tiempo. 



Ana Muela Sopeña

miércoles, 7 de abril de 2021


 

DEIMOS Y FOBOS


DEIMOS


El temor nos invade en las aceras

por lugares abiertos al destino.

Nos paraliza siempre con veneno

y nos lleva por vías de extinción.


A veces me pregunto si los miedos

son territorio oculto del humano

o solo es una hipótesis sin base

y toda criatura es temerosa.


Lo cierto es que hace tiempo que en la Tierra

necesitamos mucha valentía

para encarar los retos del presente.


En otra dimensión de la experiencia 

hemos vencido al caos y a las injurias

pero aquí somos simplemente esclavos.


FOBOS


El pánico nos lleva de la mano

por territorios llenos de penumbra,

nos hace derrapar en carretera

y paraliza siempre nuestro cuerpo.


Un cambio repentino nos inhibe,

nos hace temerosos de lo nuevo,

nos desliza sin red por otros mundos

donde la fe es la clave de la vida.


Cuando alguien nos invade sin permiso

nos saltan las alarmas en la mente,

cerramos percepciones con candado.


Cuando una situación ya nos desborda

podemos sin preámbulos huir

o esperar en el pánico a lo oscuro.



Ana Muela Sopeña


 

LOS MUDOS


La gente estaba inmersa en el proceso 

de volverse sin voz.

La población del mundo 

iba poco a poco

quedándose en silencio, muda y quieta.


Un mosquito picaba en la garganta

y perdías la voz y la palabra.


Era como una plaga

que sigilosamente te atacaba

y te quitaba pronto

la capacidad de hablar y susurrar.


Un grupo de científicos

estaba intentado revertir

la terrible dolencia.


Cada día eran más los habitantes

mudos en esta Tierra.


El lenguaje se iba degradando

por la falta de uso individual.


La esperanza se hallaba en el antídoto

que aguardaba en el sueño más oculto

de los niños que aún tenían voz.



Ana Muela Sopeña

martes, 6 de abril de 2021


 

HUMO


Tu ausencia ya no duele, solo es humo.

La ciudad se ha vestido de silencio

con la respiración de las aceras.

Siento perplejidad ante la nada,

tras el toque de queda está tu sombra.


Los recuerdos se van como la espuma,

son como torbellinos en el mar.

En el olvido habitan tus imágenes.


Las huellas de lo nuestro

van disolviendo un mundo compartido.


Solo queda de ti la impermanencia...



Ana Muela Sopeña

sábado, 3 de abril de 2021


 

ESCONDITES DE SOMBRAS


La noche es como el halo de una nube. Los sonidos de árboles y viento se entremezclan con ruido de camiones y de contenedores de basura. Hay secretos que pugnan por salir de escondites de sombras y recuerdos. El eco de los seres invisibles abraza la belleza de las horas. Cuando todo se torna imposible las luces de semáforos que sueñan se funden con las voces extraviadas. Todavía el instinto se desplaza por los edificios enigmáticos. Dentro de los misterios de los hombres habitan los relojes de la nada. 



Ana Muela Sopeña


 

SATÉLITES DE URANO V


SICORAX


Late la vida

en medio del satélite.

Un jeroglífico.

La belleza del orbe,

más allá de los límites.


MARGARITA


Lucen los pulsos 

del silencio del átomo.

Orden fractal.

El instinto del éter 

en mitad del espacio.



PRÓSPERO


Caleidoscopio,

visiones del amor.

Renacimiento.

El mundo sideral

de las horas eternas.


SETEBOS


La rotación

que exorciza a la muerte.

Visión de agua.

El futuro encriptado

escondido en las piedras.


FERDINANDO


La paz del astro,

universo galáctico.

La vibración.

En mitad de los sueños:

el código del alma.



Ana Muela Sopeña

viernes, 2 de abril de 2021


 

SATÉLITES DE URANO IV


PUCK 


Polvo de estrellas

que gira sin descanso.

Evanescencia.

La belleza de un astro

abierto a la esperanza.


MAB


Luminiscencia

en la cueva ancestral

más primigenia.

El tiempo siempre es arte,

el espacio es amor.


FRANCISCO


Luna de Urano,

misterio singular,

tiempo de eones.

Geometría fractal

en la línea de tiempo. 


CALIBÁN


Paz en la Tierra,

el instinto del agua.

Recuerdos suaves.

Palabras primigenias,

la espiral de los sueños.


STEFANO


Mundos atómicos,

vibración en esferas.

Frecuencia azul.

El éter más arcaico,

laberinto de espejos.


TRÍNCULO 


Secreto antiguo

en el fondo del tiempo.

Viaje estelar.

ADN de cuantum,

papiroflexia eterna.



Ana Muela Sopeña


 

NOMADLAND


La vida es como un viaje en el silencio

por carreteras llenas de peligros,

para soñar con mundos sin vacío

y llegar a ciudades por desiertos.


A veces, por las noches, una luz

se parece a las nubes en la niebla

y contemplamos todas las estrellas

en mitad de la bruma, tras un tul.


Un trayecto divino hacia la nada 

con gente que nos cuenta sus historias,

alucinando siempre con milagros.


Y todo se parece a esas mañanas

donde los ojos hablan de otras cosas

y el corazón se aísla dando pasos.



Ana Muela Sopeña