miércoles, 31 de marzo de 2021


 

ENIGMA


Un sortilegio,

el mar embravecido,

rocas antiguas.

El enigma del tiempo

después de la tormenta.



Ana Muela Sopeña


 

CONJURO


Hay un conjuro

en el sueño de bruma.

Desolación.

La belleza de un mantra

sobre la luna negra.



Ana Muela Sopeña


 

NIEBLA DE LA NOCHE


Te disolviste en niebla de la noche, como si nunca hubieras existido. Te fuiste entre las nubes, como un fantasma lleno de relámpagos. Te quebraste en los números simbólicos. Partiste en muchos trozos la fantasía suave que alimentaba nuestro nido de vencejos. Te diluiste en cúmulos de bruma y abrazaste sin excusas la libertad amada del instinto.



Ana Muela Sopeña

lunes, 29 de marzo de 2021


 

NIEBLA INEXTINGUIBLE


El rumor de la noche se entremezcla con los cantos secretos de los pájaros nocturnos. El viento mueve un poco la ventana y traspasa el umbral de lo escondido. Una palabra herida cruza el cielo. No hay indicios de frío en el horizonte de los pasos. Se dibuja el futuro en una nube. En las ramas los pájaros persiguen la niebla inextinguible del misterio. 



Ana Muela Sopeña

domingo, 28 de marzo de 2021


 

PORTALES DE LA SOMBRA


Los sonidos del mundo

aparecen con luz contra las nubes.

La noche nos invade

en las horas abiertas a lo ínfimo.

Los coches a lo lejos,

los barcos en la ría...

mientras los edificios

definen los portales de la sombra.

El silencio de marzo

crece con las farolas

sobre aceras que aguardan al amor.


Semáforos del éter 

en los huecos del tiempo sumergido 

en la piel de los sueńos.


Un transeúnte mudo y solitario 

contempla escaparates 

y avanza sigiloso entre los árboles.

Se sienta en algún banco del paseo

y mira las ventanas enigmáticas.

El asfalto conjura con la urbe

en la niebla que sabe de secretos.


Una agenda escondida

nos muestra los tentáculos

de la ciudad oculta...



Ana Muela Sopeña

viernes, 26 de marzo de 2021


 

SATÉLITES DE URANO III


PORCIA


El tiempo suena

en el rumbo eonario

de los satélites.

El espacio del vértigo

en la noche cerrada.


ROSALINDA


Misterio y cuantum,

la frecuencia del sueño

dentro del trazo.

Jeroglíficos níveos,

el viento sideral. 


CUPIDO


Amor de Urano,

universo de luz.

Aleph antiguo.

Los átomos sedientos

del enigma encriptado.


BELINDA


Fuego de cúmulos 

abiertos al instinto.

Inspiración.

Brisa de la mañana

al recordar el viaje.


PERDITA


Giro de sombra

en el círculo atávico

del infinito.

La oscuridad en grutas

escondidas en cráteres. 



Ana Muela Sopeña


 

LOS SORDOS


No oían los sonidos

que emanaban de la Tierra 

en cualquier latitud.


Vivían cada día 

en el silencio abierto 

de números y símbolos. 


La sordera era plaga en todo el mundo.


Ya nadie oía el canto de los pajaros,

la canción de los grillos 

ni las olas gigantes en las playas.


La dolencia imperante 

era la sordera.


Todos esperaban 

la medicina mágica 

que les permitiera oír.


Buscaban algún fármaco 

escondido en los troncos de los arboles,

en salas de oradores,

en las plazas del Sol y de la Luna.


El remedio estaba en todas partes 

y a la vez 

en ninguna...



Ana Muela Sopeña


 

ALMENDROS EN FLOR


La primavera yace abandonada, doliente en la nostalgia de otra época. Mas mi calle me muestra los almendros en flor como presagios de un futuro aún por descubrir. Los gorriones volando entre los coches y una playa expectante con gaviotas, atrapada por niños que miran el poniente mientras juegan con la arena...



Ana Muela Sopeña

lunes, 22 de marzo de 2021


 

SATÉLITES DE URANO II

 

OFELIA


Gira en el tiempo

de los hijos del alba.

Luz en sus sílabas.

La emoción del amor

más allá de los siglos.


BIANCA


La libertad

en las horas oscuras.

Relojes cósmicos.

La belleza de un reino

oculto en el enigma.


CORDELIA


Mundos en círculo,

satélite pastor,

espacio de aire,

en el anillo épsilon

interior develado.



CRÉSIDA 


Misterio blanco

en la lluvia de hielo.

Intensidad.

Los signos primigenios

divinos y ancestrales.


DESDÉMONA


Amor de astros

que habitan las esferas

de cielos grises.

La intuición de los ángeles

cuidando el firmamento.


JULIETA


Frecuencias híbridas

en los lugares vírgenes 

de la armonía.

Espejos de ADN

del humano galáctico. 



Ana Muela Sopeña


 

LOS CIEGOS


Tocaban las pantallas 

y percibían solo humo y ruidos.


Atravesaban parques de cemento

con el aire encendido entre las cejas.


Eran miles de millones...


Nadie veía nada en las ciudades,

todo el mundo intentaba adivinar

sobre los asuntos más extraños.


La enfermedad más extendida

era la ceguera.


Todos esperaban el remedio milagroso

que les permitiera ver...

Lo buscaban fuera de sí mismos: 

en mercados, hospitales,

iglesias, hemiciclos, 

teatros, librerías, 

congresos, institutos...


Pero el remedio estaba en ellos mismos...



Ana Muela Sopeña

domingo, 21 de marzo de 2021


 

SATÉLITES DE URANO I


TITANIA


Mira la noche

en su trono de cuantum.

Inspiración.

Preside lo enigmático 

en su ruta eonaria.


OBERÓN


En lo infinito

sueña siempre en lo oscuro.

Meta del cosmos.

La belleza sin límites

del vértigo en la sombra.


UMBRIEL


En el espacio,

su trayecto sin fin.

Cerca de Urano.

Escondido del fuego

a través de las eras.


ARIEL


Dulces las horas 

en el rostro del tiempo.

Iridiscencia.

La luz del universo 

en conjuros antiguos.


MIRANDA


Un sortilegio

en los huecos del éter.

Mundos divinos.

Las voces intangibles

resonando en silencio. 



Ana Muela Sopeña


 

EN LA SOMBRA DEL MAR


Todavía sigo esperando en la sombra del mar el regreso del barco que desapareció bajo la niebla. Por las noches me adentro en el muelle silencioso y miro el horizonte, bajo las estrellas. A veces veo luces en la madrugada. Otras simplemente escucho el lento oleaje y diviso la luna vagamente. Cuando descubro que nada cambiará vuelvo despacio al faro. Allí caliento un poco de café. Observo los mapas y duermo entre libros de personajes mitológicos y un atlas misterioso con los nombres antiguos de países ya extinguidos. Al día siguiente de nuevo aguardo la llegada del barco. Así todos los días. Como si el tiempo no existiera. El eterno retorno se hace  eco en mí. Las horas detenidas no transcurren. El reloj se ha parado en un extraño punto fijo. En la radio he escuchado noticias. Dicen que la niebla desaparecerá cuando la nieve se derrita. Otros dicen que seguirá hasta la estación de las lluvias. También he oído que la niebla no se irá hasta que Saturno entre en conjunción con el alma del mundo. No sé a quién creer. Cada noche contemplo el horizonte...



Ana Muela Sopeña


 

QUIMERAS


Recuerdo tus caricias

en las calles amadas de la urbe.

Los besos amparados en la luz

de aceras luminosas.

Los abrazos de nubes

en los edificios de lascivia.

Los roces sumergidos en instantes

de plazas consagradas al placer.

Las miradas pendientes de lujuria

por avenidas lúdicas.

Deseos compartidos en jardines secretos.

Respiración sincrónica

en portales oscuros de suburbios.

Las promesas que nunca se cumplieron

en los sórdidos túneles de metro. 

Los sueños y quimeras

amarrados al vórtice de un álbum. 



Ana Muela Sopeña

miércoles, 17 de marzo de 2021


 

LOS GATOS


Tras los muros se esconden

entre los edificios derruidos.

En la noche se aíslan de la gente

bajo sombras perdidas.

Los gatos nos protegen

del miedo más terrible a lo que acecha.

La Luna, en su mirada de cortejo,

contempla los satélites de Urano.

Los recuerdos de mundos intangibles

se ocultan en los coches

y permanecen cautos como el sueño.



Ana Muela Sopeña 

martes, 16 de marzo de 2021


 

PRESAGIO


La lluvia con sus charcos

presiente que la luz es un presagio

que la tarde, en silencio,

abandona al crepúsculo.

En la ría los barcos van pasando,

mientras el agua suena imperceptible.

La nostalgia de un mundo más amable

surge con el olvido de los sueños.

Las sombras de la noche

saben de los recuerdos 

que susurran los árboles del muelle.



Ana Muela Sopeña

sábado, 13 de marzo de 2021


 

TÓTEM

Las horas se entretejen con la luna

en el tiempo que sueña con la noche

y en la distancia esbozan en los bordes

la esencia de las almas tan ocultas.


Un símbolo de amor es lo que alumbra,

la belleza de un mundo por el orbe

que se revela siempre como un tótem

en mitad del misterio de la bruma.


A veces los reflejos de las calles

brillan en los suburbios, por aceras,

más allá del olvido de las sombras.


Contemplo a los noctámbulos en bares,

como visiones sórdidas de niebla

de un corazón dormido entre las rosas.



Ana Muela Sopeña


 

CÍBORG XT

- Vamos a dormir a tu ADN para tenerte siempre algo sonámbulo.


- Yo quiero despertar del sueño infame. Darme cuenta de todo este teatro.


- En tu cristal de tiempo eres un zombi, sin posibilidades de soñar.


- Pero yo ya sentí que era una estrella. No podéis anestesiar mi alma.


- Jamás fuiste una estrella. Eres  simulación, un holograma.


- No soy un videojuego , soy un hombre.


- Eres lo que queremos que tú seas. Un cíborg pequeñito, un XT. Aún estamos probando tus circuitos. Tus mecanismos llenos de engranajes. Tu silicio inorgánico, tus tiempos.


- No podéis convertirme en un cíborg . Soy un hombre aunque todos lo neguéis.


- Hace tiempo dejaste ya tu huella digital en la feria electrónica de las vanidades subatómicas.


- No. Eso no es posible. Soy un hombre aprendiendo a pensar sobre las cosas.


- Nosotros te hemos hecho. Eres solo un cíborg humanizado.


- Hemos dormido el caos de tu ADN. Te hemos secuestrado con la pastilla blanca del temor.


- Yo sigo debatiéndome y luchando.


- Errado estás con sueños de metal. Entregaste las llaves de tu éxito. Ahora tu fracaso es nuestro triunfo. 


- No podréis secuestrar mi ADN. Soy un hombre XY, no un XT.


- Pues demuestra que eres "Homo Sapiens". Porque en el experimento falta poco para verificar tu condición de "Cíborg XT". 


- Jamás seré un cíborg , yo soy un hombre. Yo no soy ningún número. Ni una patente en curso, ni una tabla. Ni silicio inorgánico. No formo parte del ordenador supercuántico.


-----


- A este se le dio el placebo. Formó parte del grupo de control. ¿Qué hacemos con él?


- Lo estudiaremos. El experimento se nos fue de las manos. Los cíborgs XT se han rebelado y los del grupo control que recibieron el placebo también. Se niegan a cumplir los protocolos. Han inventado sus propios protocolos. Sus códigos binarios, otro lenguaje morse, otras palabras. 



Ana Muela Sopeña





martes, 9 de marzo de 2021


 

LÁGRIMAS DE EXILIO


En la noche contemplo las estrellas

que habitan en lugares innombrables

más allá de la luz y sus frecuencias,

en galaxias azules.


Cuando duermo los sueños me acompañan 

y me llevan por cúmulos abiertos

para ver el futuro del planeta

y observar a los hombres sin sus máscaras.


Hace tiempo que el cielo está plagado

de satélites grises

que prometen regalos muy valiosos,

aunque oculten el brillo de lo cuántico.


Quizás nos despertemos del letargo

y veamos que el mundo es solo un juego

entre bandos contrarios,

para sentir de nuevo coherencia.



Ana Muela Sopeña


Nota: El planeta está rodeado de miles de satélites artificiales puestos en órbita para poder implementar los servicios del 5G. 


 

CORAZÓN DE LA GALAXIA


Mujer de tierra

con Gaia como escudo.

Sueño de luz.


Mujer de fuego

que nutre el corazón

de la galaxia.


Mujer de agua,

purificando el mundo

con sus plegarias.


Mujer de aire.

Levedad en su piel

y en su mirada.



Ana Muela Sopeña


sábado, 6 de marzo de 2021


 

LA HABITACIÓN DEL SUEÑO


Aquella habitación llena de bruma

se nos brindó entre dulces de frambuesa

para que descubriéramos el sueño

envuelto en la cadencia del placer.


Nunca pensé que el mundo fuera helado

hasta que te perdí en aquel naufragio

de nuestro barco hundido en la tormenta 

de incomunicación llena de heridas.


Me desperté con humo entre mis dedos

y recordé tu rostro en horas bajas,

cuando tu nombre era mi estandarte.


En la memoria guardo el álbum níveo 

de aquel cuarto con niebla en la penumbra 

donde la luz efímera fue ráfaga.



Ana Muela Sopeña


 

LO EFÍMERO

La noche permanece silenciosa mientras la luz más tenue de las calles invade las estancias de los sueños. Las aceras se llenan de nostalgia en los últimos días del invierno. Atraviesa el mutismo la melancolía de lo oscuro. Una llovizna suave se hace eco de todos los deseos incumplidos. La frustración que aloja en sus sollozos las verdades guardadas en el tiempo. Memorias que protegen la belleza de esa soledad tan misteriosa que reúne con fuerza en sus enigmas a personas casadas y solteras. También las que han perdido a un ser querido o aquellas divorciadas por minucias. Los árboles aceptan en sus ramas las palabras no dichas y hay pájaros nocturnos que repiten las frases que algún día se dijeron y ahora ya no existen. Lo efímero está atado a los espejos que nos llaman despacio desde el otro lado de las cosas. 



Ana Muela Sopeña

viernes, 5 de marzo de 2021


 

JEROGLÍFICOS


Las mentiras se infiltran en los huecos

que atraviesan el aura de las cosas.

Más allá de los mundos invisibles

están los jeroglíficos del hambre.


La decisión de piedra es una estafa

que habita en los confines del silencio 

y amenaza con ser la ley de hierro

persiguiendo a la gente, sin escrúpulos.


Hay números que hablan de otros números.

En todos se refleja un plan diabólico

que nace con figuras de benceno.


En la luz de las nubes duermen trampas

que colocan la niebla en el mutismo,

debajo de los cúmulos abiertos. 



Ana Muela Sopeña


miércoles, 3 de marzo de 2021


 

CÁMARA DE SORTILEGIOS


Amo al hombre que habita en el silencio,

en su cámara gris de sortilegios

sumergido en momentos de penumbra. 


Amo al hombre que expresa sus verdades,

que lucha por decir lo que otros callan

que camina sin pánico a la hoguera.


Amo al hombre que oculta su estrategia,

al que juega con piezas de ajedrez

en su vida carente de artificios.


Amo al hombre que sabe de victorias,

que esconde en sus bolsillos los temores

mientras el miedo huye de sus ojos.



Ana Muela Sopeña