viernes, 25 de diciembre de 2009

DETRÁS DE LOS ADORNOS

*
Detrás de los adornos de estas fiestas
hay mucha gente sola
que gime en su silencio por las noches.

No escuchan el teléfono,
no reciben postales ni regalos.

En sus casas guaridas se introvierten
llorando por pasados inconclusos,
hermanos que no se hablan
hijos que ya no existen más que en aire,
amigos fallecidos o lejanos.

Residencias geriátricas
con seres que en su mundo se debaten.
No saben si la vida es un hogar
o un glaciar inhóspito y muy frío.

Personas en albergues para pobres,
orfelinatos llenos de miradas
de niños que en sus sueños
desearían ser héroes de historias
o princesas de cuento.

Y pasan estas fechas
alegres en sus luces
y tristes en sus sombras.

Y siempre tras los Reyes
despierta un día más de circo y humo,
entre los carnavales de la guerra.

La batalla diaria que no cesa,
donde el dolor se bate en duelo abierto
con la esperanza simple de vivir.


Ana Muela Sopeña

4 comentarios:

Elisa Berna Martínez dijo...

Buenas fechas para reflexionar Ana, que las lucecitas no anestesien nuestro corazón. Un abrazo muy fuerte y espero que todo esté bien!! Por si no coincidimos antes, FELICES FIESTAS!

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Elisa, Felices Fiestas, amiga poeta.

Un beso grande
Ana

ELISA GOLOTT dijo...

Mi amiga del camino...Tantas verdades en tus bellas letras; soledades, sufrimientos, tristezas, enemistades, injusticias. Pero también hay fé y esperanzas, eso es lo rescatable.
Hermoso Anita...Como siempre.

Un abrazo grandote

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, amiga. La verdad es que en estas fechas vemos las dos caras de la vida. Mucha alegría o mucha tristeza y...las injusticias se hacen más evidentes.

Gracias por pasar y dejar tu opinión, Elisa.

Un beso grande hasta tu Chile querido.
Ana