sábado, 5 de enero de 2013

SOMBRA DEL OCASO

*
La sombra del ocaso
penetra hasta mis huesos
mientras el frío inunda mi piel híbrida.

Un animal marino me susurra en la niebla,
que la noche derrite,
al tiempo que el espacio
surge del infinito
desde un espejo cóncavo de jade.


Ana Muela Sopeña

2 comentarios:

Jerónimo dijo...

"al tiempo que el espacio
surge del infinito
desde un espejo cóncavo de jade."

La niebla nos trae la realidad distorsionada,como en los espejos cóncavos.
Melancólica entrada Ana,pero bella.

Saludos.

Nahuel dijo...

Hace rato no te visitaba, menos mal siempre tienes tiempo de corregir.

Un encanto y un placer leerte, Ana.

Saludos, Nahuel.