sábado, 8 de febrero de 2020

CONJURO


Avanzas en la niebla
bajo nubes que encienden mi deseo
y me ofreces tu mundo subterráneo.
Te regalo la bruma de mi piel
y abrazos de crepúsculo
con escarcha en las ramas de los árboles.
El roce de mis  manos te despierta
en las calles de invierno.
Me acaricias despacio
en aceras ocultas
y nuestro conjuro se hace lluvia.


Ana Muela Sopeña

14 comentarios:

Albada Dos dijo...

Ole por los conjuros que están por encima de lluvias y tempestades.

Un abrazo

Sneyder C. dijo...

Bellísimo, y vuestro conjuro se hace lluvia.

Me ha encantado tu poema.

Un cálido abrazo

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Albada:

Eres muy efusiva con mi conjuro.

Un fuerte abrazo

Ana Muela Sopeña dijo...

Muchas gracias, Sneyder, me alegra que estos versos te hayan hecho disfrutar.

Un beso

Fackel dijo...

El calor amoroso abriga el invierno de los solitarios. Aunque sea incierto, pasajero, repentino.

carlos perrotti dijo...

Wow.

Abrazo agradecido. De lo mejor que te he releído, Poeta.

soco luis fernandez dijo...


Inquietante pero atractivo conjuro, Anapoeta.

Con un besogrande

Ana Muela Sopeña dijo...

Soy consciente de que las relaciones permanentes pueden ser impermanentes y las impermanentes pueden ser permanentes. En fin, que no hay nada predeterminado. Todo es incertidumbre...

Un abrazo
Gracias por detenerte en mi conjuro

Ana Muela Sopeña dijo...

Muchas gracias, Carlos:

Es un placer verte en mi espacio.
Un abrazo

Ana Muela Sopeña dijo...

Muchas gracias, Soco:

Un beso enorme

Laura dijo...

Y solo espero que no deje de llover...
😊 Besos.

Ana Muela Sopeña dijo...

Muy bonito lo que me dices, Laura:

Un beso enorme

Hidra dijo...

Me encanta este poema, Ana, transmite una sensualidad muy atractiva.
Besos.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Hidra, por brindarme tus palabras.

Un beso