miércoles, 23 de mayo de 2012

AL INICIAR EL SUEÑO

*
Al iniciar el sueño
abandonamos todas las fisuras
y en plena desnudez
diluimos nuestra historia.

Después hay un perfume de aventura
y plantamos el roble del presente
sin hiedras que molesten al futuro
en nuestra arquitectura del amor.

Más tarde las cadencias de amantes sin pasión
decepcionan al útero que baila en el silencio.


Ana Muela Sopeña

2 comentarios:

Tranquilino González dijo...

Hay algo de dilución en el sueño, es verdad. Las imágenes arbóreas son perfectas. Un abrazo.

Ana Muela Sopeña dijo...

Sueño, goce, disolución, muerte. Inicio, sueño, goce, disolución, olvido...

Ciclos interminables.

Un abrazo