domingo, 20 de mayo de 2012

EN LA ESPIRAL DE NIEBLA

*
Todo se va cayendo cada noche
en la espiral de niebla.

Las luces se convierten en el aire
que mece lo sutil en la penumbra.

Un hombre que olvidó
las llaves en su casa
se pasea borracho por la ciudad sonámbula.

Los portales lo acogen
como si fueran úteros de lluvia
y amparan su extravío
cada vez que hace eses
por aceras de escarcha.

Todo va diluyendo
el olvido en las horas del asfalto.


Ana Muela Sopeña

4 comentarios:

Beatriz dijo...

Sensitivos, profundos, hermosos... penetran hasta lo profundo del alma...
Un placer leerte.
Gracias por compartir
Mil besos de luz
. Bendiciones.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Beatriz, por brindarme tus palabras generosas que alegran mi día.

Un beso de luz
Ana

Auralaria dijo...

Gracias por estar despierta, de noche, y ver por nosotros entre sus neblinas. Un abrazo.

Luisa P.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Luisa, por venir...

Un abrazo
Ana