jueves, 29 de septiembre de 2011

ÁLBUM DE FOTOS

*
En la senda dormida
tu piel aguarda siempre mis señales
mientras danzo desnuda hacia tu encuentro.

Mis ojos se deleitan con tus ojos
y voy detrás de un biombo,
para esconderme de tus labios.

Una estación de luz gime y desea
mis manos en tu sombra.

Equinoccios sonámbulos aprecian tus pupilas
en esos pergaminos escondidos
que aparecen sin pánico en los sueños.

La espuma del océano
me recuerda a tus pájaros de cobre
y a mis caricias lúbricas ocultas.

Mi vientre enamorado detecta tus pisadas
y tu aliento de bruma
en el álbum de fotos color sepia.

Mis dedos se deslizan por tu rostro
mientras un beso acuático decide
que tu lujuria es parte de mi plan.

Lo infinito conspira en el silencio
para ser dos espíritus descalzos
en murmullos de agua.

Suspiro sin el tiempo y observo las estrellas
que alumbran sin temor la Vía Láctea.


Ana Muela Sopeña

8 comentarios:

Sarco Lange dijo...

Vía láctea, esa es la palabra, tus versos se suspenden allí.

Abrz.

Ramón Ataz dijo...

Cuánta dulzura y sensualidad, Ana. Tienes un verbo elegante que transmite, y mucho.

Un beso.

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

La palabra, sobria y elegante, alcanza lo sublime y un dulce erotismo.
Felicitaciones.
Un abrazo.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracia, por tus palabras siempre en el momento oportuno.

Abrazos

Ana Muela Sopeña dijo...

Ramón, me encanta verte por aquí de nuevo.

Gracias, amigo poeta

Un beso

Ana Muela Sopeña dijo...

Tus palabras me llegan profundamente.

Un beso

Julie dijo...

Sensual, onírica, sublime...
Me ha gustado mucho tu poema.

Ana Muela Sopeña dijo...

Julie,

me encanta verte por aquí...

Un beso grande
Ana