miércoles, 11 de julio de 2012

MATANZA DE DELFINES

*
En las costas danesas
cada año el océano
se tiñe de la sangre del delfín.
Los jóvenes "celebran"
su entrada en el período del adulto
asesinando a seres inocentes.

El mar se vuelve infierno demoníaco.

Los matan poco a poco
hasta que se desangran emitiendo sonidos
en medio del dolor más lacerante.

Dicen que los delfines emiten una especie
de aullido parecido al llanto de un bebé.

La crueldad primigenia de la especie
se manifiesta en este acto salvaje,
como un ritual maldito.

Y los jóvenes piensan que así ya son más hombres.

Es necesario detener esta masacre.

Los delfines se acercan a los jóvenes
para comunicarse, nadar y juguetear entre las olas.

Mas los hombres con puntas de ballesta
les van haciendo agujeros
en torturas terribles
que resuenan en todos los océanos del mundo.

Es necesario detener esta masacre.


Ana Muela Sopeña


*****

Firma una petición para detener la matanza de los delfines calderones en las Islas Feroe (Dinamarca)
http://www.petitiononline.com/petitions/zxqw1234/signatures?page=206

8 comentarios:

Leticia dijo...

Mi querida Ana, tiene años esta masacre, igual la de ballenas por los japoneses o la de los delfines por los mismos, o la caza de focas bebés para el uso de su piel, a ellas les revientan la cabeza con palos redondos para que no se rompa su piel y luego la venden, hay mucho dolor entre la vida animal por los caprichos del hombre, la caza del rinoceronte por quitarle su cuerno central, hacen eso los chinos quienes lo vuelven polvo y lo comen como afrodisíaco, en fin inumerables son los horrores del hombre. La humanidad es verdaderamente espantosa, acabo de ver la muerte de una mujer acusada de adulterio, una gan comunidad alabando el que la asesinaran a tiros y le descargaron todo un cargador para el jubilo de los talibanes que veían; el envenenamiento de niñas en escuelas por presentarse a clases o tantas y tantas y tantas cosas horribles. A veces creo que estoy en una pesadilla.
Ana te invito a leerme hoy en una nota en prosapara mi querido Gabo García Márquez, que padece Demencia Senil o Alzhaimer, esto dado aconocer por su fam. por los medios de comunicacion anivel mundial en estos días pasados.
Te abrazo amiga querida ante todo esto que nos deprime y agobia.

Ana Muela Sopeña dijo...

Sí, sé que estas matanzas de cetáceos tienen años. Y es ahora cuando gracias a internet la recogida de firmas es más factible. Vivimos en una pesadilla, es cierto. Pero algo hay que hacer. Pueden ser pequeñas acciones que son mejor que ninguna acción. El otro día firme una petición para que hagan justicia con los violadores de una joven de Afganistán. Si no se consigue llevar a juicio a los perpretadores del crimen ella debe suicidarse por normativa legal. Así están las leyes en el país afgano.

Te dejo un abrazo
Ana

Miguel Iñiguez dijo...

Ana esta entrada en oposición a la del Bosón de Higgs que nos muestra la grandeza humana, nos muestra ahora lo pequeña e inconsciente que es.
Espero un porvenir distinto gracias a las comunicaciones.

Justa denuncia por estos seres

Un abrazo siempre

Manuel Martínez Barcia dijo...

Es tan criminal o más que el salvaje holocausto de la guerra.
No puedo concebir tan cruenta maldad en lo hombres, sean de dónde sean.
Nunca seremos Luz, por más que los dioses nos reinventen.

Gracias por avivar conciencias, Ana.

Un abrazo.

Ana Muela Sopeña dijo...

Así es, Miguel. Las cosas deben cambiar gracias a las comunicaciones.

Un abrazo muy fuerte
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias a ti, Manuel, por venir.

Estos actos salvajes y sanguinarios hay que pararlos ya porque alimentan más crueldad y más injusticia en todos los órdenes.

Un abrazo
Ana

Leticia dijo...

Estas costumbres eran válidas para el grupo social en tiempos en que la ignorancia del universo interactivo en que vivía el hombre era otro.Hoy bajo la mira de la humanidad que vigila el medioambiente y del cual somos parte,sabemos que este se afecta rompiendo el equilibrio entre sus partes. Entre muchos otros razonamientos, es una de las razones vitales para terminar hoy en este siglo XXI con este acto incongruente con la vida frágil de nuestro planeta. Por favor ya que se legisle a favor de prohibir esta práctica.
Ana, lo anterior lo adicioné a mi firma pero no sé si la red lo subio.

Ana Muela Sopeña dijo...

Hola Leticia. Vuelve a pasar. La red no subió tu firma.

Un beso
Ana