miércoles, 8 de mayo de 2013

EN EL ENIGMA DE UNA ROSA

*
A Ramón Ataz

Avanzaste hacia el mundo de las sombras
para desarrollar tu creación
alejado del mal y del dolor,
inmerso en el enigma de una rosa.

Te fuiste al territorio de las olas
de un mar enamorado del gran Sol
que buscaba el anillo de pasión
en las grietas ocultas de las cosas.

Llegaste a una ciudad de lodo azul
donde aprender los círculos del tiempo
en medio del abismo y la orfandad.

Al final conseguiste ser de luz
en mitad de tormentas y de sueños
adheridos a lobos de cristal.


Ana Muela Sopeña

10 comentarios:

Ío dijo...


Mi querida amiga, preciosos tus versos para Ramón.
Allá, en su lado de luz, estará él leyéndote, no lo dudo.
Siento también su pérdida, que su bosque de Mnemea no vuelva a respirar.
Un abrazo muy grande, Ana.
Besos.

Montserrat.

Maria Germaná Matta dijo...

Querida Ana, hermoso y sentido poema a Ramón Ataz.
Un abrazo

fus dijo...

Un emotivo poema para nuestro amigo Ramòn. Larga vida para Ramòn.

un abrazo

fus

Miguel Iñiguez dijo...

Toda pérdida de un poeta es un lamento para la sociedad que lo acoge y que recibe de él la construcción de un mundo mejor. Para mi personalmente es ocasión para acercarme a su obra. Bella dedicatoria, Ana, siempre el mejor deseo de todo poeta de alcanzar mínimamente esa luz.

Gracias, Ramón

Sandra Garrido dijo...

Ana,

Reitero mis palabras y te dejo mi abrazo, Ramón siempre seuirá vivo en su poesía.

Un abrazo

Ana Muela Sopeña dijo...

Ío, gracias por venir.

Noticia triste la que ha disparado estos versos.

Una gran pérdida. Como bien dices no sé que pasará con su bosque de Mnemea...

Un fuerte abrazo, amiga
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

María, gracias por tus palabras.

Un beso
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Fus, gracias por venir a esta despedida a Ramón Ataz.

Se siente la pérdida
Un abrazo enorme
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Miguel, gracias por tus sentidas palabras. Es cierto lo que dices. La pérdida de un poeta es una pérdida no sólo para su familia y amigos sino también para la sociedad.

Un fuerte abrazo, amigo
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Sandra, gracias por acercarte y con tus palabras sumarte a esta despedida.

Un fuerte abrazo, amiga poeta
Ana