lunes, 13 de mayo de 2013

DE UNA ESTRELLA

*
A Ramón Ataz


Has seguido la ruta de la luz
para así disolver la pertenencia
a este mundo fugaz lleno de niebla
con un roce sutil en el azul.

Has demostrado ser un gran tahúr
enfrascado en los juegos de la Tierra,
disuelto en la penumbra de la esencia
y loco por palabras al trasluz.

De pronto un cono blanco ha sido guía
hacia esferas galácticas lejanas
y versos de los ángeles poetas.

Al final te ha inundado la calima
y un relámpago dulce en un mandala
te ha concedido el trono de una estrella.


Ana Muela Sopeña

4 comentarios:

Maria Germaná Matta dijo...

Un soneto con mucho lirismo. La muerte como tránsito hacia la luz.
Un beso

Leticia dijo...

Ana, el poema-homenaje que nos compartes con todo cariño por tu amigo poeta, conmueve su belleza. Una pena muy grande cuando alguien parte, pero al menos en su obra recobramos su presencia.
Un cálido abrazo a su familia y amigos.

Ana Muela Sopeña dijo...

Me alegra, María, saber que este soneto te ha llegado...

Un beso
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Leticia, gracias por tus palabras tan amables. Sí, es triste la pérdida de un amigo poeta.

Un beso muy grande
Ana