viernes, 24 de mayo de 2013

LA MUERTE ES SÓLO UNA METÁFORA

*
A Marius Gabureanu


He visto en el espejo de visiones
una serpiente roja, despechada,
con petróleo en un frasco de cristal
como veneno listo de homicida.

Un reptil en el cuarto de los niños dificulta el amor desde hace años, por ello en noches frías las estrellas purifican el alma del hogar.

A veces todo son presagios tristes
que viajan, subterráneos, hacia el Hades
con abalorios llenos de agua y pánico.

El rumbo de los días es un huérfano que cabalga hacia esferas en zigzag, donde la muerte es sólo una metáfora.


Ana Muela Sopeña

4 comentarios:

Mari La Maga dijo...

Hola! Tus poesías son cautivantes... no encuentro palabras para definirlas, están cargadas de sentimientos y belleza, de esa que se mete bajo la piel y permanece por más que aleje la vista de la pantalla.

Un abrazo de palabras.

Mariana.

Pd: Mis poesías en: http://vinosyabrazos.blogspot.com.ar/

Ana Muela Sopeña dijo...

Hola, Mariana, muchas gracias por tus palabras tan positivas. Me alegra que te gusten mis poesías.

Un fuerte abrazo
Ana

Fina Tizón dijo...

Lograda simbiosis entre la vida y la muerte y muy acertada la inclusión de la serpiente como simbología de regeneración.
Mi felicitación, Ana, por la calidad de tus letras. Aunque ya no me resuelta sorpresivo después de leer tantos poemas tuyos.

Abrazos

Fina

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Fina, por venir...

Un beso
Ana