lunes, 18 de diciembre de 2017

TRES MINUTOS

*
Todo desaparecerá bajo la niebla
cuando el Océano Pacífico
sea una isla de plástico
y el cesio y el estroncio
derramen su lluvia ácida
sobre las almas grises de los hombres.

Futuro en sombra
en los sueños velados.
Ciencia ficción.

Pensemos en nosotros y en la Tierra
ahora que todavía
faltan tres minutos,
en el tiempo geológico,
para llegar al Apocalipsis.

Aúlla el lobo
en el bosque encantado.
La luna negra.
Distopía feroz,
las líneas rojas.

Seamos cada día
el cambio necesario
para sobrevivir como una especie
que está en peligro de extinción.

Una tortuga
camina lentamente
para avisarnos.

Elevemos las voces
en un clamor unánime
para que exista algo en el futuro,
más allá de las balas y lo tóxicos
en el único planeta que tenemos,
nuestro precioso hogar amenazado.

Respiración
con las manos unidas.
Fraternidad.


Ana Muela Sopeña

4 comentarios:

Mª Socorro Luis dijo...


Que original esos bellos haikus, entremezcldos entre los versos libres.

Y que necesario ese grito de advertencia, ante un mundo que se nos hunde.

Mi abrazo, Ana.

Ana Muela Sopeña dijo...

Así es, Soco:

Nuestro mundo está desmoronándose y permanecemos impasibles...

Un beso
Ana

carlos perrotti dijo...

"Seamos cada día
el cambio necesario..."

Tu poesía tiene ese espíritu, amiga. Abrazos.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Carlos...

Abrazos