sábado, 9 de marzo de 2013

CUANDO CAMINO DE NOCHE

*
Cuando camino de noche
te recuerdo entre la brisa
y tu imagen con sonrisa
aparece tras un coche.
No me olvido de tu broche
bajo la lluvia tan fría,
mientras avanzo en la vía
para soñar con estrellas
y huir de nuestras querellas
cultivando la armonía.

Después llega la mañana
y una visión clandestina
se oculta en alguna esquina
envuelta en capa de lana.
Y mi corazón te sana
de la soledad del mundo
y del hueco vagabundo
atropellado en la senda
de un sueño loco y con venda
de un delirante errabundo.

Mas la sombra de la tarde
nos protege del vacío
con niños y griterío
y con el fuego que arde.
Y poco a poco tu alarde
se va tornando de arena
por la herida que no drena.
Luego el dolor del naufragio
se parece a aquel presagio
que inunda todo en la pena.


Ana Muela Sopeña

2 comentarios:

poesiayvida dijo...

Me gustan tus poemas, tu blog es hermoso, felicidades. Xtina.

Ana Muela Sopeña dijo...

Muchas gracias, Xtina, por venir y leerme.

Un abrazo
Ana